Educacion Valencia

EL INGLÉS SE CARGA A LA RELIGIÓN

Según el borrador del nuevo currículo de Secundaria y Bachillerato que se aplicará a partir del curso que viene (avanzado por el diario “Información”), los institutos de la Comunidad Valenciana darán más horas semanales de inglés, en detrimento de la clase de Religión o Valores Éticos.

Habrá dos horas más obligatorias de inglés a la semana para los alumnos en primero y segundo de la ESO, que pasarán de dar tres horas semanales a cuatro (una de ellas de comunicación oral), mientras que en tercero y cuarto de la ESO, la comunicación oral en inglés será voluntaria – aunque se podrá escoger hasta dos y tres horas respectivamente, lo que podrá llegar a sumar hasta siete horas más de inglés oral al término de la Secundaria Obligatoria.

Además, los alumnos tendrán más asignaturas optativas entre las que elegir, también se recuperará la asignatura de Filosofía como obligatoria en todo el Bachillerato, y los talleres de refuerzo y profundización se abrirán a la totalidad de las asignaturas y de los cursos de Secundaria (Hasta ahora eran sólo para las instrumentales como Lengua y Matemáticas y Valenciano) que podrán incluir contenidos como Astronomía, Poesía o Periodismo.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter