EL PROCESO CREADOR

EL ARTE DE ESCRIBIR

EL PROCESO CREADOR

Tocamos ahora un tema que acaso parezca más propio de un libro de Psicología que de unos artículos de Redacción: el proceso creador, es decir, el nacimiento y desarrollo de un relato en la mente del narrador.

No puede hablarse de técnica de la concepción porque no existe tal técnica. Cada escritor -cada artista- es un caso único. Incluso en un mismo escritor será distinto el proceso creador -concepción y desarrollo del relato-, según las circunstancias y el momento psicológico del que escribe.

Es preciso también tener en cuenta que el hombre no crea de la nada; «pero podemos crear a partir de los materiales creados por Dios.

El hombre, con todo su poder, no puede más que cambiar de sitio las cosas; con esta potencia minúscula ha realizado todas sus maravillas» (Schockel).

Y cabe preguntarse entonces: ¿Cuáles son los materiales del escritor? Respuesta: todo es material, todo es tema posible para un relato. Lo que hace falta es ver ese tema que la vida nos ofrece y sacarIe todo el jugo posible. Un relato puede arrancar de un suceso trivial; puede sugerirIo una escena en el autobús; un tipo extraño que gesticula, solo, por la calle; el canto de los ruiseñores en el bosque: una rotativa en plena «tirada», etcétera, etcétera. Todo es tema en arte -repetimos-; lo importante es cómo se enfoca y cómo se desarrolla.

Tres son, en esencia, los momentos fundamentales del proceso creador: la concepción, la incubación y la realización (Schockel).
Nos ocuparemos de esto en las próximas entradas.

print

Se el primero en comentar on "EL PROCESO CREADOR"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*