Valencia

La Guardia Civil y la Policia Nacional visitan las plantas de oncología infantil

La Guardia Civil y la Policia Nacional visitan las plantas de oncología infantil de dos hospitales de la ciudad de Valencia

 Con esta iniciativa se pretende acompañar y apoyar a los niños en estas fechas tan señaladas con el objetivo principal de hacer más amena su estancia en el hospital y explicar de una manera cercana y entretenida el trabajo de los agentes

 Agentes de ambos cuerpos han visitado y entregado obsequios los niños ingresados en las plantas de oncología de los hospitales el Clínico y la FE

La Guardia Civil y la Policía Nacional han visitado a los niños ingresados en las plantas de oncología de los hospitales, el Clínico y la Fe de la ciudad de Valencia.

La Guardia Civil y la Policía Nacional pretenden con esta iniciativa acompañar y mostrar su apoyo a los niños hospitalizados en estas fechas tan señaladas. Durante las visitas realizadas los agentes han explicado el trabajo que realizan ambos cuerpos de una forma amena y entretenida, a la vez que han obsequiado a los niños con diversos regalos.

En el transcurso de estos actos los padres y familiares de los niños hospitalizados han mostrado su agradecimiento en todo momento por esta iniciativa promovida por ambos cuerpos policiales, y que de alguna manera ayuda a hacer más llevadera la estancia de sus hijos en el hospital.

Este es el cuarto año desde que se puso en marcha la visita a menores ingresados en hospitales de Valencia.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter