Educacion Valencia

LA NAVIDAD, TRUMP Y LOS DEMÁS

ACTUALIDAD

La Navidad, Trump y los demás

En el ambiente se respira la proximidad de las fiestas navideñas. Y si este año Donald Trump las ha enmarcado definitivamente: “Sabemos que el nacimiento de Jesucristo y su increíble vida cambiaron para siempre el curso de la historia humana. Difícilmente hay un aspecto que su vida no haya tocado: el arte, la música, la cultura, el derecho y nuestro respeto por la dignidad sagrada de cada persona”, muchos otros desfiguran y aíslan esta conmemoración como si fuera un tiempo vacacional para viajar, descansar, o celebrar con un desconocido motivo, porque, la Natividad de Dios y la Navidad son lo mismo.

 
Este hecho desconcertante por el que un Dios bajó a la Tierra no para fisgonear lo que hacían los hombres sino para traerles un nuevo sueño: la herencia de un Reino de Luz, si ellos estaban dispuestos a seguir unas normas que hoy conocemos como los Diez Mandamientos de la Ley de Dios.
Y alguien se preguntará, ¿es que Dios necesita darnos una Ley para regalarnos a cambio, la vida eterna del Paraíso? No, somos nosotros los que precisamos de una guía de conducta para no perdernos en el abismo de la insatisfacción y el egoísmo, estando como estamos dirigidos hacia el mal.

Por eso, la Navidad es tiempo de alegría porque aquello que parecía imposible, hoy es posible, gracias a que un día Dios quiso hacerse Niño para convivir entre los hombres y darnos unos ángeles protectores, una Madre Virgen, un Padre-Dios, una Iglesia-maestra, a la cual podemos recurrir para entonarle cantos y plegarias, para obtener la absolución de nuestros pecados, y los dones que hacen crecer nuestras ganas del Cielo.

María Ferraz

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter