Educacion Valencia

CRÍTICA A LA NAVIDAD ESCOLAR (SE ARMÓ EL BELÉN)

 

Pedro Hermosilla

Se acercan las Navidades y ya está todo el mundo revolucionado en los colegios: uno porque acaba el primer trimestre y se recoge la cosecha de los sembrado desde septiembre; dos, porque hay que preparar funciones, representaciones, villancicos y todas esas cosas que acarrean  estas fechas.

Para lo primero ya no hay remedio, solo queda medición, análisis, reflexión y propósito de enmienda (si fuere pertinente).

Para lo segundo, independientemente de las creencias de cada cual, debería ser un tiempo de alegría para los niños, ya hacerlos felices es una de las misiones principales de los docentes. Pero la moda del selfie y del consumismo se apodera también de los coles y para que salgan bien en la foto les hacemos gastar un dineral en disfraces de angelitos, les hacemos pasar frío ensayando en esos patios crionizados, los mostramos como monitos de feria para mayor gloria del vídeo en el móvil de papá o mamá. Mi reflexión es la siguiente: ¿Desde los colegios hacemos una Navidad para los niños o para los padres? ¿Les trasmitimos alegría, calor, solidaridad con los necesitados, respeto al diferente? ¿Les llegamos  dentro, al corazón, o nos centramos en el envoltorio de espumillón?

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter