Valencia

EL PODER DE LA LECTURA

EL ARTE DE ESCRIBIR

Alguien me puede decir: “Se nota, querido profesor, que ya va para viejo. ¿Qué tiene que ver el “ARTE DE ESCRIBIR” con la LECTURA?” Tengo que responderte, antes de que sigas adelante, que SÍ Y MUCHO. Pero mientras me pienso las razones de mi aserto tan rotundo, vamos a entrar en materia. Traigo a consideración un artículo que leí en una revista educativa hace tiempo y que guardo como oro en paño. Te lo voy a trocear, porque no quiero que pasemos por encima ni una línea. Allá va…

¿Qué efectos produce la lectura?


Leer tiene unos efectos altamente positivos a corto, medio y largo plazo en la vida de las personas. Estimula la creatividad, la imaginación, la inteligencia, así como la capacidad verbal y de concentración en los niños. Los libros nos enriquecen, nos permiten vivir aventuras e historias, y son la mejor manera de transmitir valores a través de la vida de sus personajes.
Si logramos que un niño quiera leer, habremos puesto la semilla necesaria para que quiera saber y la inquietud para desear conocer el arte, a través del dibujo y de la imagen. de las ilustraciones. Estaremos educando, sin que se dé cuenta, su habilidad para escuchar, desarrollaremos su sentido crítico, aumentaremos sus experiencias, y crearemos alternativas de diversión y placer para siempre. Al mismo tiempo nuestro hijo aprenderá a convertir fácilmente las palabras en ideas, imaginar lo que no ha visto y desarrollar una empatía con la situación emocional de los personajes, probando sensaciones como el peligro, el misterio, la soledad, el amor, la fraternidad, etc.
Además, existen estudios que demuestran científicamente su impacto en la sensación de bienestar o el mejor desarrollo del cerebro del lector”

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter