El viejo profesor Valencia

LAS MATEMÁTICAS NO SON EL “COCO”

EL VIEJO PROFESOR

LAS MATEMÁTICAS NO SON EL COCO

Reconozco mi pasión por las Matemáticas, aunque este impulso me venga de mi dedicación a la educación. Toda mi vida, prácticamente, detrás de una tiza y delante de una pizarra; tratando, primero de conseguir que mis alumnos perdieran el miedo a esa asignatura a la que todos llamaban “el coco”, y segundo a que llegaran a ser unos fans de los números. Sería iluso por mi parte creer haber conseguido el 100 por 100 mi propósito, pero, al menos, mis alumnos seguían mis clases con alegría y sin miedo. ¡Y ya está bien de hablar de mí! Si estoy aquí contando esto es porque hoy he leído un artículo que me ha producido nostalgia y admiración.
Nada más y nada menos que el famoso matemático Michael Atiyah de… ¡88 años!, ha visitado España y concedido una entrevista al periódico “El País”. No me resisto a compartir con todos vosotros algunas de sus respuestas. Que lo disfrutéis.
“P. Pero con lo hueso que son las Matemáticas, ¿cree que alguien puede gozar de ellas?
R. Claro, solo necesitas los estímulos adecuados y algo de práctica. En general, a la gente le gustan. En los periódicos hay páginas dedicadas a problemas, a sudokus… Disfrutamos porque suponen un reto para la mente.
P. ¿Pero se pueden disfrutar de la misma forma que el arte, por ejemplo?
R. Sí, solo necesitas algo de experiencia, algo de ánimo y que estén presentadas de manera atractiva para que capten tu atención. Se pueden disfrutar de la misma manera que una obra de teatro. Si es mala, no te entusiasmará, pero si es buena…”
¿Alguien duda de la importancia de un buen profesor?
“P. ¿Cómo alentaría a los estudiantes que suspenden esta asignatura?
R. Diciéndoles que hagan un esfuerzo por comprenderlas. A nadie le gustan las matemáticas si no las entiende. Si no tienen claro a qué se quieren dedicar en su vida, les diría que estudien matemáticas hasta donde puedan porque serán muy útiles en muchos aspectos de su vida y en muchas profesiones. Las matemáticas nos brindan una de las múltiples maneras que tenemos de pensar. Nuestra mente es muy complicada y utiliza otras inteligencias como la artística o la emocional para manejar situaciones. Ninguna de ellas explica la vida por sí misma.
Los matemáticos, además, pueden trabajar en coalición con expertos en muchísimas disciplinas. Especialmente en el desarrollo del conocimiento del cerebro, el gran reto del nuevo siglo.

P. ¿Es beneficiosa la competitividad entre científicos?
R. Sí, pero yo destacaría por encima la cooperación. El mundo depende de ella. He colaborado durante toda mi vida. Me gusta el intercambio de ideas. Te ayuda a clarificar tus teorías. Si tengo que explicárselas a alguien, las comprendo mejor, y recibo comentarios con los que complemento mi trabajo. Yo que he vivido tanto he aprendido muchísimo, el problema ahora es no olvidarlo (risas).”
En fin, queridos lectores, que este colega británico me ha hecho pasar un buen rato. Podéis leer la entrevista completa en el citado diario. Y no se os ocurra nunca decir ante vuestros hijos o nietos que las “mates” son un hueso. Ponedlos en manos de un buen colegio, de un buen profesor. Os aseguro que pronto pasarán del odio al amor.

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter