Educacion Valencia

ME VAIS A ODIAR POR ESTO

Pedro Hermosilla

Acepto el castigo y la penitencia que me impongan los que discrepen de mí, seguramente con razones más contundentes de las que voy a exponer.

Hace ya mucho tiempo que llevo oyendo por parte de  los gurús educativos que el fracaso escolar es casi exclusivamente  resultado  de una mala situación socioeconómica. Es casi un axioma, y como tal, mi personalidad de mosca gonadera  me lleva a querer refutarlo.

Basado en un estudio sociológico hecho por mí mismo y dada la, gracias a los dioses, muy buena relación que mantengo con mis exalumnos (algunos empiezan ya casi a peinar canas), les pregunto a aquellos que no obtuvieron, desgraciadamente, resultados muy brillantes: Oye pendejo, ¿y tú por qué  leches no estudiabas? ¿Adivinan las respuestas? Pues sí, casi todos se justifican que es que no les gustaba, es que por las tardes preferían salir al parque o al fútbol, es que la pereza les había vencido…etc, etc, etc. Curiosamente, ninguno hace referencia a que si poseía  más o menos dinero su familia, o a que fulanito o menganita le tenía manía y por eso no aprobaba. Si saltamos de generación hacia los ya tirando a abuelos, los que no pudieron estudiar es porque tuvieron que trabajar para ayudar a mantener a su familia, y los que sí pudieron hacerlo lo lograron con grandes penurias y sacrificios. Además se suelen vanagloriar de los  innumerables señoritos del pueblo que  pasaron por grandes escuelas, tutores, colegios mayores… gastando fortunas sin resultados.

Ahí lo dejo, sin mala intención, son los datos que he recogido durante años. Cuántos y cuántos genios salen de la nada…y cuántos y cuántos  poderosos se quedan en el camino de la mediocridad.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter