EL DIVÁN DEL JAMELGO SOLILOQUIOS DE UN JAMELGO Valencia

CÓMO GANAR UNA DISCUSIÓN

El Jamelgo

El mundo no ha nacido para complacernos a nosotros, eso es lo primero que tenemos que tener en cuenta. En una discusión, uno trata de imponer sus razones a otra persona o personas. Ese ha sido el objetivo desde el principio de los tiempos. Al intentar hacerlo, gritamos más que el otro, le pisamos los razonamientos, le interrumpimos y lo (y nos) cabreamos más que un mono; acabando normalmente la cosa en tablas: uno a uno. Nos vamos cada uno con el mismo pensamiento que antes de comenzar a discutir y con una percepción muy desagradable de la  persona con la que hemos discutido.

Bien, cambiemos los terrenos: intentemos que al darse una disputa el objetivo de que el oponente nos convenza, probemos. De esta manera escucharemos los razonamientos y respetaremos sus intervenciones, crearemos empatía (cosa que es bidireccional siempre) y nos centraremos en el otro y no en nosotros mismos. Probablemente, de esta manera salgamos ganando ambos algo más que un punto, un mosqueo de caballo y unos oídos atronados. El el peor de los casos te irás tal y como has llegado.

print
Comentarios

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter