El viejo profesor

¡EL PODER DEL EJEMPLO!

¡EL PODER DEL EJEMPLO!
Quizá le hayamos hablado del nacimiento, también de la muerte. Pero entre la vida y la muerte hay un largo camino, en el que es muy importante el inicio, el comienzo. Es la educación que damos en esa etapa de la vida.
En un camino, algo esencial es la luz; que se vea por donde andamos, sobre todo en la oscuridad. Hace falta luz, es necesario que alguien o algo nos alumbre. Y ese “algo o alguien” son, principalmente, los padres. Es su ejemplo el que tiene más poder de iluminar.
– Sed optimistas y alegres, si queréis que vuestros hijos lo sean.
– Sed veraces, si queréis que vuestros hijos no digan mentiras.
– Sed generosos, si deseáis que ellos sean desprendidos.
– Sed ejemplares, si queréis que vuestros hijos se miren en ese espejo.
– Amad la verdad, la dignidad, la caridad, el compañerismo… y vuestros hijos no necesitarán de ninguna otra explicación.
– Si quieres que estudien, estudia.
– Si quieres que lean, lee.
– Si quieres hijos deportistas, haz deporte.

Si… de verdad quieres que tus hijos sean “así o asao”, sélo tú antes. Este el poder del ejemplo.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter