El viejo profesor Valencia

MI HIJO ES UN ÁNGEL

EL VIEJO PROFESOR

MI HIJO ES UN ÁNGEL

“-Mi hijo es angelical, es buenísimo; algunas veces es un poco contestón, pero, a su edad, el pobrecito no se da cuenta de lo que se hace. No digo yo que no tenga defectos, claro; todos los chicos los tienen, pero no sé, le encuentro algo que no tienen sus amigos. ¡Es una prenda!, y no es porque yo sea su madre, se lo aseguro. ¿Quiere creerme que hace unos días, habiéndole regalado dos enormes caramelos, me dijo espontáneamente: éste se lo daré a Mari? (Mari es mi otra chica). Verdaderamente es una perla.”

Estas u otras palabras,se las han tenido que oír de las madres “amorosas” -esas que se creen que sus hijos son “perlas”- muchos maestros, educadores, que saben escuchar a los padres. ¡Y vaya perlas que son algunos!

Si les dices que sus notas no son muy buenas, que tiene que prestar más atención o estudiar más, ellas no dudan en decir: “El niño es inteligente, pero, ¡si le viera usted! ¡distraído como él sólo! Es cosa de niños”.

Si le dices que hay días que llega tarde a clase: “ ¡No, el pobre! A él le gustaría llegar todos los días en punto, pero es que el frio… ¡Quite, quite, tan temprano! Capaz de coger un resfriado. Si las clases comenzasen un poco más tarde. Le he dejado tosiendo en casa al pobre…”

Y otra, y otra más… No hay manera de entrarle a las madres sobreprotectoras. Hay que decirles que hace tiempo que dejaron de llamar “cocolate” al chocolate, hoy día, a su edad saben mucho más que latín, dejaron hace tiempo de ser ingenuos; pero no tontos, porque listos son de seguir haciendo creer a sus madrecitas que ellos siguen siendo un ángel.

Las ingenuidades de “madres AMOROSAS” se pagan caras. El día de mañana despertarás a la realidad por no haber visto a tiempo las realidades de tus hijos. Quita ese algodón amoroso que tienes pegado a tus ojos y mira de frente la vida de tu hijo. Si no te acostumbras a que él te va a pedir algo especial en cada etapa de su vida, en la que tendrás que hacer de tripas corazón para actuar firmemente, difícilmente podrás ver en el futuro la personalidad que siempre habías soñado para él.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter