Matemáticas para todos Valencia

Jugando con el sistema binario

Os voy a proponer unos sencillos ejercicios sobre operaciones en base 2, es decir, en el sistema binario, que veíamos ayer.
Antes decir muy pocas cosas
El sistema binario utiliza solamente dos cifras, el 0 y el 1. Si empezásemos a contar desde 0 en este sistema tendríamos que decir:
0 – 1 – 10 – 11 – 100 – 101 – 110 – 111 – 1000 binario
0 – 1 – 2 – 3 – 4 – 5 – 6 – 7 – 8 decimal
¿Cómo expresar un número decimal en binario? Se va dividiendo sucesivamente por 2 dicho número y los cocientes, entre 2. Consideremos el número 11 decimal y pasémoslo a binario.

11: 2=5 Resto= 1
5:2=2 Resto=1
2:2=1 Resto=0
El binario correspondiente al número 11 decimal estaría compuesto por el último cociente (1) y los restos, tomados en orden inverso (0,1,1). En este caso el resultado sería: 1011.
A la inversa el número binario 1011 le correspondería el decimal 11, y se hallaría así:
(Antes piensa que los órdenes binarios tienen el siguiente valor : 1 – 2 – 4 – 8 -16….)
1-8=8×1=8
0-4=0x4=0
1-2 1×2=2
1-1 1×1=1
8+0+2+1= 11
¿Cómo se haría una suma en base 2?Probemos
1 1 1 0 1 1+
1 0 0 1 1 0
___________
1 1 0 0 0 0 1

Fíjate que 1+1=10, por eso en la suma es 0 y nos “llevamos” 1 para el orden siguiente.
Os dejo un vídeo, que siempre entra más por los ojos.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter