Educacion Valencia

LA IMPORTANCIA DEL CÓMIC COMO RECURSO PEDAGÓGICO

Pedro Hermosilla

Muchos maestros que se consideran “serios” rechazan el uso de las imágenes como elemento pedagógico, consideran que recursos como el cómic  no están a la altura de un aprendizaje efectivo y riguroso. Siento contradecirles, puesto que unas simples viñetas referentes a un texto escrito activan eficientemente muchos resortes cerebrales que, no solo facilitan, sino que fijan conocimientos en la memoria a largo plazo que es la que nos interesa desde el punto de vista docente.

El resumir, convertir una lectura en un cómic supone que:

-El niño sintetiza el texto en unas pocas líneas.

– Se cambia de registro de idioma en el lenguaje escrito, de narrativo a diálogo (o          teatro).

– Se activa el pensamiento imaginativo al tener que convertir palabras en imágenes, no             solamente los personajes sino las en que se desenvuelven.

– Se obliga al alumno a fijarse en los detalles para reproducirlos de lenguaje esc rito a visual.

-Cada niño busca una solución distinta, lo que favorece la diversidad de respuestas,    enriquecedoras en el proceso de aprendizaje.

-El cerebro entiende mucho mejor las imágenes que las letras, por lo tanto la asimilación de conceptos es mucho más efectiva.

-Los niños pasan de una actitud pasiva a activa, lo que añade motivación e interés,       irrenunciables para la labor docente.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter