Deportes Fútbol Valencia

CON KONDOGBIA NO SE JUEGA (EN TODOS LOS SENTIDOS)

Ésta te la guardamos.

Eso es lo que parece que pensaron en su día los responsables de la RFEF cuando Geoffrey Kondogbia cambió de aires y se fue del Sevilla al Mónaco, tras haber sido amonestado con tarjeta roja en la vuelta de semifinales de la Copa de su Majestad el Rey. Esa tarjeta acarreaba una sanción de 2 partidos que el jugador no cumplió y que quedó, al parecer, pendiente. Hasta aquí todo normal. El problema es que de aquello hace ya más de 4 años (27/02/2013) y en la jugada nada tuvo que ver su actual equipo, el  Valencia CF. Alguien podría pensar que una mano negra está moviendo los hilos, una vez más, para ver cómo se puede desestabilizar un equipo con el que muchos no contaban al principio de temporada y que está teniendo un efecto “laxante” en los tradicionalmente denominados “grandes”…, pero no seré yo. Mi opinión, aunque acorde con que de aquí en adelante vamos a oír muchas cosas feas de nuestro equipo (sobre todo por parte de aquellos medios pasteleros – léase “merengues” y “cremas catalanas”), es que el Club se ha sabido anticipar a todo y a todos, porque ha sido el Valencia el que se ha movido para notificar la situación “irregular” del jugador francés. El Valencia sabía de la sanción de Kondogbia y, lejos de no hacer nada – lo cual nos hubiese supuesto un grave problema si Marcelino lo hubiese alineado esta noche (y aquí sí que imagino a algunos buitres carroñeros esperando a que el entrenador metiera la pata para saltar como resortes pidiendo la inmediata expulsión del equipo de la competición copera), se presentó con sus informes ante la RFEF, que, curiosamente, había estado callada hasta ese momento (¿por qué será?) y confirmó que el jugador no participaría en esta ronda de la Copa del Rey para cumplir con su sanción.

Estoy seguro de que el hecho le habrá producido urticaria a más de uno pero desde aquí, desde Mestalla, no podemos estar más contentos: por fin funciona todo, no sólo en el terreno de juego sino también en los despachos.

Amunt Valencia… y que, digámoslo suavemente, se “fastidien” los que acechan agazapados como hienas.

Un valencianista desinteresado.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter