Deportes Fútbol Valencia

ENRÓLLATE, AL-KHELAÏFI

Querido Al-Khelaïfi:

Menudo equipazo tienes. Por fin has conseguido que al PSG se le tema por donde pasa.  Tu delantera da envidia hasta a los que, hace poco, eran los grandes de Europa. Qué más quisiera el Madrid o – ni que decir tiene – el Barça, tener arriba a Cavani, a Neymar y a Mbappé (Sólo hay que recordar cómo lloraba Bartomeu cuando te llevaste al Brasileño este verano). Del Chelsea, Bayern, Manchester, etc…  ni te cuento. Eres muy grande. Todos te envidian, a ti y a tu equipo de estrellas. Lo has “clavao”. Te lo mereces, para eso te has dejado una millonada por el camino. Tu equipo tiene ahora la plantilla perfecta. ¡Enhorabuena!

Por cierto, aprovechando que te dirijo esta carta desde el buen rollito, quería comentarte también una cosa. Resulta que tenemos aquí, en el Valencia, a un tal Gonçalo Guedes, que ha venido para jugar cedido esta temporada desde tu equipazo celestial. El chaval no lo está haciendo mal. No es que se salga en los partidos porque correr, lo que se dice correr, no corre mucho y en cuanto a goles… pues, alguno ha metido aunque nada especial, la verdad. No me extraña que te sobrara en la plantilla, Nasser, y más viendo lo que ya tienes. Sin embargo, en el Valencia somos tan buena gente que no somos capaces de hacerle un feo a nadie, y parece ser que Gonçalo está a gusto y le ha cogido cariño a sus compañeros. Así que, como aficionado y buena persona que soy, te pediría que lo dejes aquí con nosotros, que alguna faena le encontraremos al muchacho. Si dices que sí, pues arreglado: tú te quitas un jugador que no necesitas de encima y nosotros…, nosotros nos sentimos bien por haberte ayudado, hombre.

“Enga”, Jeque, ¿qué te cuesta?, hazlo por el chaval… “Enga”, Al-Khelaïfi, enróllate, anda…

Fdo: un valencianista desinteresado

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter