Educacion Valencia

SALVÉMOSLE LA VIDA DESDE LAS ESCUELAS

Pedro Hermosilla

Las nuevas tecnologías y las aplicaciones digitales son un avance educativo, pero no dejan de ser un complemento más, y como tal hay que tomarlo.

Cierto es que los niños se ven más motivados a interactuar con medios que conocen y manejan- bastante mejor que nosotros- desde muy tempranas edades. Y que a su vez, ofrecen alternativas y posibilidades didácticas al alcance de muy pocos hace unos cuantos años. Pero aplicarlo como único recurso es cerrar la puerta a otros muchos recursos que se encuentran fuera de tabletas, ordenadores y teléfonos.

En un estudio reciente (Patricia A. Alexander y Lauren M. Singer, doctoras especializadas en psicología del aprendizaje en la Universidad de Maryland) se llevaron a cabo tres estudios para medir la eficacia lectora en formato digital en contraposición al formato tradicional de papel, siendo estas las conclusiones a las que llegaron:

 

– La mayoría de los estudiantes prefirió leer online.

– Leyeron significativamente más rápido online que en papel.

– Los estudiantes consideraron que su comprensión lectora fue mejor online que en papel.

– El medio no tuvo repercusión en las preguntas generales (como para entender la idea principal del        texto).

– Pero a la hora de responder preguntas específicas, la comprensión lectora fue significativamente mejor cuando los participantes leyeron textos escritos.

Resumiendo, y para entendernos todos: un vistazo general y una información superficial es el objetivo a seguir cuando utilizamos las nuevas tecnologías a la hora de trabajar una información textual. Pero; sin embargo, cuando necesitamos reflexión y profundización, nada mejor que el papel.

Los libros todavía tienen un sentido…además de ese olor…

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter