Deportes Fútbol Valencia

VUELVE EL VALENCIA DE LOS SUPERHÉROES

Valen Segoviano

Siempre he sido admirador de Claudio López, quizá porque con él empecé a vivir cosas que antes, por edad y distancia en el tiempo, no había tenido la oportunidad de disfrutar tan intensamente. Con él me enamoré de los jugadores veloces que nunca dan un balón por perdido, que pelean hasta el final y que, benditos sean, nos aceleran el corazón a mil con sus jugadas. En mi hemeroteca guardo todavía una cinta VHS de la final de la Copa del Rey de 1999, a pesar de que ya no disponga de un reproductor para poder verla, en la que le roba un balón a Molina, el entonces portero del Atlético de Madrid, a la carrera y acaba marcando el tercer gol de aquella victoria. Una joya. La conservo como oro en paño; como “mi tesooorooo”, que diría el personaje del Señor de los Anillos. Con “el piojo” descubrí  a un Valencia de superhéroes que, sin ser  “estrellitas ególatras”,  fue capaz de plantarle cara a los mejores. Con él disfruté de la que ha sido para mí (para gustos, colores) la mejor plantilla que he visto jugar sobre el césped: Carboni, Anglomá, Mendieta, “la cobra” Illie, Cañizares…

¡Joé, qué tiempos!

Además, con él también conocí el sabor agridulce de perder una final de Champions en el 2000…, porque es lo que tenemos los equipos “humildemente grandes”, que nos movemos entre arenas movedizas de sinsabores para, de vez en cuando, celebrar los triunfos como nadie más sabe hacerlo. ¡Y qué bien saben entonces!

Después vendrían las plantillas de las Ligas y la UEFA (y otra final de Champions perdida – por aquello de no perder de vista lo de los fracasos, que curten y hacen aún más enorme a un equipo y a su afición) e infinidad de jugadores que dejaron en Mestalla lo mejor de su juego; léase Villa, Mata, Silva…

Sin embargo, hacía ya tiempo que uno había dejado de tener aquellas sensaciones, y es verdad que a día de hoy no se ha ganado todavía nada, pero en el Valencia CF de hoy en día vuelvo a ver aquella llama de entonces. No hay “galácticos” en la plantilla, sino un grupo de “humanos superhéroes” que funcionan como una piña y que quieren comerse cada partido a bocados… y a mí no dejan de recordarme a aquellos “jugones” que nos hicieron tocar la gloria.

Los superhéroes han vuelto, “piojo”, y eso emociona…, ¡eso hay que disfrutarlo!

 

 

print
Comentarios

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter