Educacion Valencia

LA ODIOSA EQUIDISTANCIA EN LAS AULAS

Pedro Hermosilla

Sí, la maldita equidistancia nos hace, inconscientemente, situarnos a medio camino entre el bien y del mal, entre el niño trabajador y estudioso, respetuoso y cumplidor, y el que no quiere atender, ni trabajar, ni deja hacerlo a los demás; del que agrede a los demás y del que te busca las cosquillas constantemente.

No hay peor justicia que las medias justicias y, a veces, esa equidistancia nos hace que los niños con ilusión y predisposición a los aprendizajes las  pierdan por el camino de nuestra torpeza. Una actitud positiva siempre, siempre, SIEMPRE, ha de ser ventajosa para el alumno, de manera que ese comportamiento se vea reforzado.

Cada caso es un mundo, pero si hablamos de “mala uva”, sin que haya motivos que la justifiquen, -lo cierto es que  en muchas ocasiones la mala actitud no deja de ser, como la buena, una opción- ha de ser una postura que  traiga consecuencias negativas al alumno hasta que se dé cuenta- aunque sea por egoísmo-  que el comportarse e implicarse le resulta beneficioso en todos los sentidos.

Resumiendo: se refuerza solamente las actitudes (no confundamos con aptitudes) positivas. Siempre ayudar al que necesita ayuda, siempre intentar comprender, siempre investigar, rascar, husmear…para encontrar las causas. Pero teniendo claro el  no perjudicar al bueno porque los malos son malos, muchas veces, porque quieren…o porque les dejamos.

“Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena” Joaquín Sabina.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter