El Arte de Escribir Valencia

EL MECANISMO DE LA DESCRIPCIÓN (III)

EL VIEJO PROFESOR

Distingue Albalat dos clases de observación: la directa y la indirecta. La primera es la copia hecha sobre el terreno; la indirecta consistiría en describir “lo que no existe” o lo que no se tiene ante la vista. Reconoce el autor citado que los detalles descriptivos dependen de nuestro estado de ánimo y de la sensación que se quiera dar.

“La mejor descripción -afirma- no es la que pone más cosas, sino la que da una sensación más fuerte. No se trata de acumular detalles, sino de expresar los que sean llamativos, enérgicos y definitivos.”

En cuanto a la descripción indirecta (imaginativa), se reconoce que es preciso buscar la ayuda de lo que se ha visto. Por analogía se puede describir lo que no conozcamos. Todo se reduce a transponer y adaptar lo observado a lo no observado. Se puede inventar un incendio, si hemos visto alguna vez arder una casa. No podemos -ni debemos- describir la sensación del que está a punto de morir en el incendio, si no la conocemos por experiencia propia o por la exacta narración del que viviera estos momentos angustiosos.
Respecto a la descripción indirecta, por recuerdo o memoria, dice Albalat que “no debe parecer nunca imaginada”, y que es preciso evitar la trivialidad y la fantasía. Se es trivial (“banal”) cuando no se muestra nada, cuando se dice lo que se ha dicho mil veces. “Son las descripciones de pasaporte … Ser absolutamente trivial es decir que una mujer es bella, blanca y rubia, que su belleza causa respeto. que sus cabellos son magníficos, su frente recta, su mirada altiva, etc.’
Hay que evitar también el exceso de fantasía. A la imaginación, como a los caballos, hay que saberla sujetar para que no se desboque. El arte no es fuego de artificio: uno de sus múltiples secretos está en “la sobriedad y en la energía”.

Como decía Voltaire “el secreto de aburrir está en decirIo todo”.

3.” La reflexión. –Para que una descripción sea completa, no basta la observación, digamos, física, es preciso profundizar, calar hasta el fondo de las cosas; analizar v valorar. Así, el retrato de un hombre no es sólo esta nariz prominente- o aquellos ojos negros; esta boca sumida o esa espalda cargada. Es … la valoración de esos rasgos físicos, análisis del movimiento de una mano, sentido de su modo de hablar …

4.° El plan. -Con los materiales anteriores -punto de vista, detalles observados y valoración de los mismos por la reflexión- ya tenemos lo esencial para una descripción, ahora hace falta realizarla, ejecutarla. Y, para ello, es preciso trazarse un plan de trabajo, es decir, ordenar los materiales de tal manera que se distingan la ideas esenciales de las secundarias y también que dichas ideas fundamentales sigan un orden lógico de acuerdo con el punto de vista.

print
Comentarios

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter