Cultura LA SALVAJE POESÍA DEL ROCK Valencia

LA SALVAJE POESÍA DEL ROCK(5): LOS SUAVES

Pedro Hermosilla

Los que hemos tenido la suerte de verlos más de una vez y con varios, muchos años de diferencia, somos conscientes de que en el caso de “Los Suaves” la auténtica belleza de las letras no se entienden sin la voz rasgada de Yosi ni el acompañamiento del estruendo de su banda.

“Si pudiera
pasear por las calles
sin hacerme preguntas,
y en la noche
escuchar a la luz
en la oscuridad.
¿Qué me has hecho?
Me quitaste la vida,
sólo pienso en la muerte.
Y  esta noche
los pasos se hunden
en el aire negro.
Ladran las estrellas
llora la ciudad.”

Que dicho así, no parece gran cosa, pero cuando lo escuchas con una sobredosis de decibelios y luces, la estampa del rock and roll se hace milagro.

“Perdóname por no dejarte;
por quererte y haberte querido.
Amor: invento del diablo.
Querer: burla del destino
… dulce castigo.”

El amor y el desamor como eje repetitivo y universal de las letras del rock.

“Como cada noche, al ponerse el sol,
la luna y las estrellas me despiertan
y yo pregunto: ¿para qué?,
¿por qué razón? “

Buscándole las tres patas al sentido de la vida.

“No quiso esta vez el diablo
intentar comprarme el alma.
Hasta mi ángel de la guarda
ha empeñado ayer sus alas.
Caen desgracias como rayos
en este mundo loco y perdido.
Yo que nunca quise estar solo
…tengo la soledad por amigo.”

Otros más que buscan la compañía de nadie.

“No hay pena que no me ronde.
Me parte hasta un rayo de sol.
Mis ilusiones se esconden.
Lo que veis… es lo que soy.”

De vez en cuando dejan caer cierto toque quevedesco “No hay pena que no me ronde.”

“La noche se está cayendo
y con ella cae el tiempo.
El día no sirvió de nada,
tarde de nubes sin agua.
Hoy el cielo es de cemento,
parece que Dios está muerto.
Golpean la puerta de casa,
mensajeros de desgracia…
¡malas noticias!”

Con la tragedia asomando la patita detrás de cada acorde, detrás de cada vivencia rockera…”Mártires del rock and roll”.

 

 

 

 

 

print
Comentarios

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter