Educacion Valencia

LA FLAUTITA JOROBA…PERO ES NECESARIA

Pedro Hermosilla

Aunque nos saque de quicio el nene tocando la flautita toda la tarde y nos haga aflorar todos nuestros instintos asesinos de golpe. La instrucción musical en particular y artística en general es imprescindible para el correcto desarrollo del niño y, por lo tanto, fundamental en los colegios. Dense cuenta que la etapa en la cual el niño  aprende más es en las primeras etapas de la vida, cuando juega, cuando hace ruido buscando ritmos, cuando se mueve sin ton ni son. El cerebro tiene partes que solamente se activan con la música (y si la interpretan mucho más), con el movimiento (baile), con el lenguaje oral (teatro)y que no de por sí te hacen más o menos listo sino que colaboran de manera ostensible, una vez desarrolladas al aprendizaje de cualquier otro contenido curricular.

El cerebro no sabe de letras, sabe de imágenes y vivencias (reales o inventadas); y todo lo que sea aprendizaje ayudándose de medios artísticos supone una manera muy eficiente para fijar en la memoria a largo plazo los contenidos. Además es por sí misma una excelente manera de conectar, globalizar y relacionar conocimientos…y divertida.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter