Actualidad Valencia

LOS CAMBIOS DE ESTACIÓN NOS AFECTAN

Algunas investigaciones, como las llevadas a cabo en Universidades tan prestigiosas como Cambridge, Munich o Londres, revelan que las diferentes estaciones del año pueden provocar alteraciones en nuestro sistema inmunológico, el encargado de mantener a raya a las enfermedades.

Según los expertos, parte del genoma humano muestra oscilaciones estacionales, así como cambios significativos en los glóbulos blancos de la sangre y en células del tejido adiposo; y eso podría significar que nuestro organismo realmente está expuesto a sufrir  determinadas enfermedades dependiendo de la estación en la que nos encontremos.

Una vez claro esto, deberíamos preguntarnos si podemos hacer algo para fortalecer nuestro sistema inmunológico y conseguir que estas alteraciones estacionales apenas nos afecten.

Aunque a día de hoy  lo único científicamente comprobado que refuerza el sistema inmune de una forma clara son las vacunas, sí hay cosas que podemos hacer, por ejemplo desarrollar unos hábitos de vida saludables como llevar una dieta adecuada o el ejercicio físico.

En cuanto a las alergias, se debe aclarar que éstas son una reacción del sistema inmune pero en ningún caso son consecuencia de un fallo en el mismo por lo que una dieta correcta y el ejercicio nos van a ayudar bastante poco en este caso.

Se siente.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter