Cultura Deportes Fútbol Valencia

¡INCREÍBLE: CULTURETAS Y FUTBOLEROS HERMANADOS!

¿Pueden ir culturetas y futboleros de la mano? Parecen como agua y aceite, imposibles de mezclar. Es difícil acercar los estereotipos  de una y de otra tribu. Si hablamos de “futbolero”,  en nuestra mente (seguramente de manera injusta) se dibuja  una imagen de un hooligan cervecero medio ebrio dando berridos en una grada; y si pensamos en el “cultureta” pues un tipo con gafapasta, bastante pijo e insoportable (seguramente injusto también).

Pues el  Ayuntamiento de San Sebastián -a través de Donostia Kultura- y la Real Sociedad han sellado un acuerdo de colaboración por el cual del 19 al 24 de febrero de 2018 organizarán el festival “Korner” en el centro cultural “Ernest Lluch”, un evento en el que se aunará fútbol con una “mirada poliédrica” de la cultura; dada la importancia que tienen tanto la Real como la Cultura para la ciudad.

50.000 Euros presupuestados para la organización de debates, proyecciones, exposiciones, teatro, videojuegos y también proyectos de creación que conecten con manifestaciones como la fotografía, el arte o el periodismo, entre otras manifestaciones. Se espera la participación de jugadores y exjugadores de la Real.

Otros clubes de fútbol deberían imitar esa iniciativa para acabar con la imagen superficial: líos,  riquezas, escándalos, soberbias varias y caprichos… que desgraciadamente proyectan la mayoría de los profesionales de este deporte. Y animar a los jóvenes a desarrollar su creatividad en los múltiples campos que ofrece este deporte de masas. Publicidad, periodismo, sociología, representación, marketing…

Bien por los txuri-urdines, ¡Aúpa Reala!

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter