Valencia

¡HOLA, AMIGOS!

¡Hola, amigos!
Soy… ¿a que no lo adivináis?

-Soy… “el viejo profesor”. El que a diario se asoma a tu hogar por medio del periódico digital Informa Valencia. Soy Pedro H. Pineda. Juntamente con Luis García y Pedro Hermosilla formo un pequeño equipo de redactores que tomó la decisión de hacerse cargo de este informativo que, en su día, creó el gran periodista Manuel Huerta Miralles, retirado ahora en sus cuarteles de invierno de Galicia. Desde aquí, el joven y fuerte abrazo de un viejo profesor para un viejo periodista.
Este PRIMER vídeo, quiere ser una prueba y un saludo. En primer lugar, para mi equipo. Ellos, ¡como no les voy a querer!, son mis hijos. Pedro y Luís, Luís y Pedro.
En segundo lugar, para Manuel Huerta, quien puso su confianza en nosotros, para que continuásemos su obra.
En tercer lugar, (o en primero, o en segundo, que el orden de los…), para TODOS y cada uno de nuestros lectores, que cada día abren su aparatito para ver que les dicen estos “locos” de la información.
No quiero extenderme más. He querido que pongáis cara al que os escribe. Intentaré que el resto del equipo se anime y lo haga también. Y más aún, espero vuestro vídeo de presentación desde dónde nos leáis, para que también “los de dentro” pongamos cara “a los de fuera”. ¿Os animáis?
Un fuerte abrazo para todos. AMIGOS.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter