Actualidad Valencia

EL SANTO GRIAL ESTÁ EN VALENCIA, CHÉ

¡El Santo Grial está en Valencia, ché!

Eso es lo que parece proclamar la Catedral de Valencia, que ha instalado una iluminación de película para hacer que su reliquia deslumbre al visitante.

Muchas son las voces que se han alzado para defender que el cáliz conservado en la Catedral, datado entre los siglos I antes de Cristo y III después de Cristo, puede ser el que Jesús utilizó en la última cena; por encima de los muchos otros repartidos a lo largo y ancho del planeta que también han aspirado a tamaño reconocimiento en alguna ocasión y, en especial, de “el cáliz de doña Urraca”, el recipiente conservado en la colegiata de san Isidoro, en León, y que desde hace unos años ha pretendido adjudicarse semejante honor.

Pudiera ser que así sea pero, a pesar de todo, y como indican los expertos, resulta imposible saber si el cáliz de Valencia, como en el caso de cualquier otro, es el auténtico. Cada uno defiende lo suyo, normal, pero precisamente por eso, porque no está nada claro, yo me inclino a huir de cualquier “aspirante” engarzado en oros y piedras preciosas varias y prefiero pensar que lo auténtico huye de artificios despampanantes. En mi caso, si tuviera que elegir, me decantaría por algo más parecido al grial de “Indiana Jones y la Última Cruzada”, la copa humilde de un “carpintero” con la que Indy cura a su padre y que acaba desapareciendo al final de la película para que los humanos no se aprovechen de su poder…

Aunque lo mío es sólo una opinión. Quizás los expertos sepan más, ¡para eso son expertos! Quizás el Santo Cáliz sea el que se encuentra en la Catedral de Valencia. Por lo pronto, alguien está convencido de ello y se ha gastado un dineral en proyectores, bombillas y luces LED para que se vea bien.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter