Valencia

SOY “RETROANALÓGICO”

Rompetechos.

Hoy la vida es trepidante: todo ocurre muy rápido. Las tecnologías han conseguido que haya un reportero en cada lugar del mundo, solo hace falta un smarphone, vamos un teléfono con hilos para tontos.

No digo que un buen uso de estos aparatejos se considere como evolución y revolución de la información. No, no me refiero a eso. Me refiero a que a veces el uso se convierte en abuso  y anteponemos nuestra “vida virtual” a nuestra “vida normal”. Esa de mirarse a los ojos, pasear con la mano amorosa de tu pareja apretando la tuya, esa de quedar con los amigos a pasar un buen rato de charla y de risas…esa de disfrutar de aquello que los sentidos tienen a bien ofrecernos. A que te digan “Me gustas” moviendo los labios y no con un dibujito con el pulgar hacia arriba.

Podría poner muchísimos ejemplos más de la vida tecnológica de hoy…pero me quedo, sin duda, con mi vida analógica de ayer. He vivido las dos y prefiero  ese teléfono con cable retorcido: es mucho más humana.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter