COLABORACIONES Valencia

DIVERSIÓN CON BANDERAS: HONDURAS

Cheldon Cúper
NuqneH, jup!!! (¡Hola, amigos!).
Bienvenidos a otra entrega de “Diversión con Banderas”.
Hoy vamos a centrarnos en la bandera de Honduras ya que, en 1995, este país declaró el 1 de septiembre de cada año como “Día de la Bandera Nacional”.
Honduras es un país ubicado en América Central y su capital es Tegucigalpa.
El país está limitado al norte y al este por el mar Caribe, limita al sureste con Nicaragua, al sur con el golfo de Fonseca y El Salvador, y al oeste con Guatemala.

La bandera de Honduras consta de tres franjas horizontales del mismo tamaño, de color azul turquesa las exteriores, y blanca la central. En el centro, dentro de la franja blanca, figuran cinco estrellas azules igualmente turquesa que simbolizan a los cinco países que formaron la antigua federación centroamericana (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica) y el ideal de la unión de Centroamérica. Las franjas azules simbolizan el cielo hondureño y los océanos Atlántico y Pacífico, que bañan las costas del este y el oeste del país respectivamente; mientras que la franja blanca simboliza valores positivos como el patriotismo nacional, la pureza, la paz, la firmeza, la bondad y la nación.
Qapla’, jup!!

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter