Actualidad Cultura Valencia

UNA DÉCADA SIN EL MALDITO MAESTRO: UMBRAL

Pedro Hermosilla

  “No hablo ni escribo para convencer, sino para fascinar. La literatura no es pedagogía sino magia”. Así, lo dijo y así lo hizo. Paco Umbral, diez años  y unos días sin artículos del maestro. Sin posibilidad de alimentarnos de una o dos metáforas de su nivel: Umbral era una metáfora.

He esperado unos días a que terminaran los homenajes y las biografías, ya todo el mundo conoce tus logros, tus fracasos, tus idas y venidas de “ABC” a “El País”. Yo no vengo a homenajearte  ni a hacerte la ola. Yo te odiaba porque no era capaz ni una sola vez de llegarte ni a la sombra de la suela de tu castellano (zapato e idioma).

“Nuestra vida no es verdad que sea una sinfonía continuada, con revés de sueño. Nuestra vida es un zurcido de días dispersos, un harapo de tiempo cosido a otro harapo”. Así como Quevedo tiene resumida la vida de cualquier español en uno de sus sonetos; Umbral era capaz de escribir artículos en endecasílabos. “La belleza es siempre resultado de una transgresión”. A los pocos que nos dábamos cuenta de ello, se nos revolvían las entrañas de envidia…e insana admiración.

   “Sólo me interesa el presente porque es el sitio donde voy a pasar el resto de  mi vida”. Cierto fue, tu biografía lo confirma. Incluso hoy, después de muerto, sigues viviendo en presente de la gente que ama la buena literatura. Eres un “presente continuo” de los lectores.

“Cela es el que puede dar la batalla de Waterloo con sólo describir las botas de un soldado”. Tu grandeza, por ello, por ser grandeza, no te impedía admirar y proclamar a los cuatro vientos tus admiraciones por otros genios de la pluma. Seguimos esperando a alguien que sea capaz de sustituiros,-aunque sea como sucedáneo-.

Te odiaba, te envidiaba y te admiraba. Ahora ya no: ahora sólo te echo de menos.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter