Valencia

EL MURCIÉLAGO HA DESPERTADO

 

Valen Segoviano

Primera jornada.

Primera victoria.

Primeros tres puntos a la saca.

Ése podría ser el resumen rápido del partido que enfrentó al Valencia CF y la UD Las Palmas en el primer partido del equipo “blanc-i-negre” de esta liga 2017/18.

Hasta ahí, lógica pura.

Hasta ahí, todo normal… si no fuera porque este mismo partido ya se dio la temporada pasada (en idénticas condiciones), y aquella vez el resultado fue muy distinto: el equipo canario nos pasó por encima, dejando claro desde el primer segundo de aquella temporada que el Valencia las iba a pasar canutas.

De entonces a ahora algo ha cambiado.

Las cosas parece que vuelven a hacerse bien.

Para empezar, por fin nos hemos dejado de experimentar con Nevilles incompetentes, Ayestaranes novatos o Prandellis cobardes. Marcelino gustará más o gustará menos, pero nadie podrá negar que es un entrenador (y de  los buenos, si nos ceñimos a lo hecho en el Villarreal), una figura que se echaba de menos en el banquillo valencianista. La reflexión parece de tontos, pero no por ello es menos cierta: el Valencia CF necesitaba a alguien que agarrara el timón del equipo con fuerza, y que supiera a qué puerto dirigir el barco. Otra cosa será que lo consiga o no: “el fútbol es así” y “hay que ir partido a partido”; pero, al menos,  quiero suponer que “ganas” le va a poner. Y después de visto lo visto el otro día, ilusionado estoy, la verdad.

Además, lo que parecía una sangría de salidas y descartes que empezaba a tener tintes trágicos (Enzo Pérez, Negredo, Bakkali, Mangala, Siqueira, Mario Suárez, Munir, Alves, Joao Cancelo… más las probables de Garay u Orellana), se ha transformado en un proyecto ilusionante donde chavales como Vidal o Gil, entre otros, han dado un paso adelante, acompañados de fichajes importantes como Neto, Murillo, Paulista o Kondogbia más alguno que puede caer en breve – léase: Pereira, Lucas Pérez, Guedes, Jovetic… (ojalá alguno de éstos… o todos, ¿por qué no?).

Lo dicho, la ilusión ha vuelto a Mestalla: un partido, una victoria, tres puntos…, y ahora a pensar en el próximo encuentro.

Es cierto que jugamos contra el Real Madrid.

Es cierto que jugamos en el Bernabéu.

Pero también es cierto que el murciélago ha despertado.

¡Que nos teman de nuevo!

¡Amunt Valencia!

 

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter