Cultura LA SALVAJE POESÍA DEL ROCK Valencia

LA SALVAJE POESÍA DEL ROCK:ROBERTO INIESTA (EL ROBE)

Pedro Hermosilla

Desde sus comienzos en “Extremoduro” poco a poco, Roberto Iniesta “Robe”, va evolucionando a sonidos muchos más claros y armónicos llegando a  la cumbre del lirismo en sus letras a través de su obra en solitario.

“Aunque ya no esté tengo mis razones 
para ver que hay ocultas conexiones: 
Si ella baila, yo encuentro una canción 
que habla de nosotros dos. 

Quédate en silencio y oye,
el ruido de mis tripas soñadoras, 
que sueñan con comerte a todas horas. 
Ruge el deseo contenido.”

Incorporando instrumentos  propios de la música clásica, e incluso de la popular, dando una sensación de intimismo pocas veces alcanzada por un artista de  “rock”

“He llorado tanto 
Y he llorado tan adentro… 
He llorado tanto, tanto, 
Que he apagado hasta el infierno.”

Con los elementos de la naturaleza personificados: “Sol”, ”Luna”,”Viento”…constantemente presentes en sus poemas.

“Duérmete, 
que ya estás a salvo de todo, 
el Sol se ha ido entusiasmado, 
le ha salido bien 
este atardecer.” 

“Para ver crecer amapolas, 
para estar contigo en las nubes, 
para celebrar el momento y 
para ser mejor…necesito tiempo, 
únicamente tiempo.”

Haciendo gala de su rebeldía y de su aburrimiento de las convicciones sociales:

“…y por eso me vuelvo del revés. 
Siempre voy a contracorriente, 
de la noche, el color, yo quiero ver, 
y apartarme más de la gente 
y alejarme de todo en lo que creen 
y olvidar la manera de volver.” 

“Duérmete, 
que te voy a cantar 
una nana tan cruel 
como la realidad: 
Érase una vez 
una humanidad. 

Yo que, yo que pensaba… 
Yo que creía firmemente en el amor, 
hoy ya sé que no, que ya no importa 
y que a la vida hay que buscarle otra razón; 
y busco en los colores del atardecer 
y no la encuentro.”

Para volver una y otra vez a asomar el amor en cada una de sus tonadas:

“ Como buen guerrero, 
para ser sincero, 
cuando el cielo está tan azul. 
Niego que la quiero 
y que la echo de menos 
y que sueño con su luz. 

Y soñar que acaricio su pelo, 
que su boca me vuelve a buscar… 
que el ayer no se fue entre los dedos, 
y que hoy sin avisar 
se ha vuelto a presentar.” 

 

 

 

 

 

 

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter