El Arte de Escribir Valencia

EL OFICIO Y LA INSPIRACIÓN

Pedro H. Pineda / EL ARTE DE ESCRIBIR

EL OFICIO Y LA INSPIRACIÓN
Para comentar este apartado del tema “El lenguaje, medio de comunicación”, he creído oportuno citar la opinión de dos de nuestros grandes escritores.
En un artículo firmado por César González Ruano, leemos, entre otras cosas, las siguientes:
“La inspiración y el oficio en el verdadero escritor vienen a ser la misma cosa, o estados tan complementarios que, desunidos, valen de poco. Por inspiración nos sentamos a escribir algo, que no será nada si no se sostiene en el oficio. Por oficio nos sentamos a escribir algo, que sin inspiración no será igualmente nada”.
“A mí personalmente no me disgusta escribir con tema, pero tampoco me desagrada ni complica empezar, por ejemplo, un artículo sin saber lo que va a salir. Todo sale, por oficio y por inspiración, por una especie de automatismo de las palabras, que engendran unas a otras; de las ideas, que acuden por sugerencia mágica”.
“… He repetido mil veces que la nostalgia, la voluptuosidad o el sufrimiento del recuerdo es el clima literario perfecto. Y he repetido también que el escritor es un animal rumiante: recoge un día las inspiraciones que encontrarán su forma en otro. En el escritor no cuenta demasiado ni el presente ni el futuro, tal vez porque, metafísicamente, sean dos tiempos absolutamente inexistentes. Sólo cuenta el pasado. El escritor opera con espectros. La literatura es el arte natural de acercar lo distante.”
“¿Cómo y cuándo escriben los demás? Me fío cada vez más del escritor que sinonimiza inspiración con costumbre. Aquello de que la inspiración es el trabajo diario, no es una frase, sino el tuétano de una verdad que explica todo o, por lo menos, mucho”.
“El talento es un oficio largo”.
Y Federico García Lorca, en su conferencia titulada “La imagen poética en don Luis de Góngora”, escribe:
“Dice el gran poeta francés Paul Valéry que el estado de inspiración para escribir un poema no es el estado conveniente para escribir un poema. Como creo en la inspiración que Dios envía, creo que Valéry va bien encaminado. El estado de inspiración es un estado de recogimiento, pero no de dinamismo creador. Hay que reposar la visión del concepto para que se clarifique. No creo que ningún gran artista trabajo en estado de fiebre… Se vuelve de la inspiración como de un país extranjero. El poema es la narración del viaje. La inspiración da la imagen, pero no el vestido. Y para vestirla hay que observar ecuánimemente y sin apasionamiento peligroso la calidad y sonoridad de las palabras”.
¿Qué se puede añadir a las anteriores reflexiones de estos dos grandes escritores? Nada. Lo estropearíamos. A leerlas despacio y a ponerlas en práctica. Un abrazo, amigos.

print
Comentarios

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter