Melocotonazos Valencia

NUBES DE ANDÉN

Pedro Hermosilla

En los pasillos del tren
dejé olvidadas las nubes
del cielo de aquel andén.
Pero llevo mis penas en la mochila,
mi irrenunciable manera de ser,
las suelas gastadas de mis zapatillas.
Tus malos recuerdos amotinados.
Mis ganas de sacarlos de cuajo
de todos lados.
Paralelas van las vías,
como paralelas han de ir,
sin cruzarse, nuestras vidas.
No te quiero, no te olvido:
eres un remanso de guerra
en el alma perversa
de este pájaro sin nido.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario