Melocotonazos Valencia

ESTATUAS DE SAL Y YODO

Pedro Hermosilla
ESTATUAS DE SAL Y YODO
Violenta y arenicida
hace su espuma la mar
cuando se rompe en la orilla.

Golpea cuando se viene,
arrastra cuando se va,
como una loca suicida.

Y aquellas dos palmeras
hermanas de leche y dátil;
aquellas sombras paralelas
que no se pueden besar
son hijas de las arenas.

Tú y yo bajo el cielo,
tú y yo frente a todo.
Apóstoles de azafrán.
Estatuas de sal y yodo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario