VALENCIA CF 100

1-0. España no puede con una Alemania superior como conjunto

La selección española casi nunca pudo superar la presión germana y careció de fútbol de creación

Manuel Huerta.- Alemania se alzó con el título de campeón de Europa Sub-21 muy merecidamente, al imponerse en la final por 1-0, con un gol de Weiser en el minuto 40. Tras realizar un espléndido torneo, en el que hasta el último encuentro había saldado sus cuatro compromisos con otras tantas victorias, España se vio superada por el conjunto -nunca mejor dicho- germano, privando a los de Albert Celades de conquistar su quinto título en esta categoría y alcanzar en el palmarés a Italia.

Haciendo gala de un poderío físico espectacular, los de Stefan Kuntz se hicieron los amos del encuentro desde el pitido inicial ante un jugadores españoles sorprendidos por el despliegue alemán. Con una presión extenuante a los defensas y con Carlos Soler en el banquillo, los de Celades fueron incapaces de sacar el esférico controlado desde atrás y Alemania mostró pronto sus intenciones con dos aproximaciones en los primeros siete minutos. Un centro-chut de Gerhardt lo sacó ‘in extremis’ Kepa y, acto seguido, un remate de cabeza de Meyer se topó con la base del poste.

Sin poder enlazar dos tres pases seguidos, y con serios problemas por las bandas para frenar las internadas de los laterales teutones, ni Llorente ni Ceballos ni Saúl ni Asensio fabricaban juego. Una prueba de ello fue el gran desgaste de Sandro en busca de un balón en condiciones. E insisto, Carlos Soler viendo de forma privilegiada el choque desde el banco de suplentes.

Arnold tuvo la tercera ocasión para Alemania con un chut que se fue fuera por muy poco cuando todavía no se había llegado al minuto 10. España apenas se acercaba con peligro al área rival, aunque tendría su opción en un remate de cabeza de Bellerín tras un centro en rosca de Dani Ceballos. La jugada, con los papeles cambiados (centro de un centrocampista y remate de un lateral), no terminó en gol por milímetros. Y sin embargo, la puerta de Kepa volvió a verse comprometida con dos chuts de Gnabry que a punto estuvieron de inaugurar el marcador.

Con solo un 43 por ciento de posesión de balón, a España no le quedaba otra que sufrir y sufrir. Y el cántaro, de tanto ir a la fuente, se acabaría rompiendo. Tras dos remates desviados de Saúl y Meré, llegó el 1-0. En el minuto 40, un centro desde la derecha de Toljan fue magníficamente rematado de cabeza por Weiser, que se adelantó en la acción a Vallejo, y superó a un sorprendido Kepa. Con ventaja mínima de los germanos se llegó al descanso.

España, superada

No le quedaba otra a España que dar un paso al frente y así lo hizo nada más salir de los vestuarios. Al menos durante el primer cuarto de hora de este segundo período, en el que Alemania se echó para atrás y la Rojita recuperó el balón ante un rival que mostró bastante dureza en sus acciones. Saúl tuvo el empate en sus botas en el minuto 58, ya con Jose Luis Gayá en el campo en lugar de Jonny, -lo que le dio una verticalidad a la selección de la que careció hasta entonces–, en un chut lejano que hizo lucir al meta Pollersbeck. Pero el equipo de Celades se fue diluyendo, volviendo a ceder metros ante una Alemania que de nuevo empezó a apretar el acelerador y que dispuso de hasta cuatro ocasiones para sentenciar el partido. Gnabry desperdició tres y Meyer, otra.

A veinte minutos del final, Celades metió a Iñaki Williams en lugar de Sandro, Dani Ceballos empezó a aparecer y en su botas tuvo el gol, pero su gran jugada individual no tuvo recompensa, con su potente chut lamiendo el poste (min. 72).

Quedaban veinte minutos y de ahí al final, con Borja Mayoral por Marcos Llorente, España se fue a tumba abierta a por el empate. Hubo asedio pero sin creación porque ésta estaba en el banco (ya estamos otra vez con la prensa de Madrid) y Alemania continuó mostrándose ordenada en el campo y muy solvente en su parcela defensiva, en la que nunca hizo concesiones.

Al final, España se quedó con la miel en los labios, sin un título que se mereció por el fútbol que desplegó durante el torneo, pero que no generó en el partido decisivo.

Datos del partido.-

Alemania: Pollersbeck; Toljan, Stark, Kempf, Gerhardt; Haberer (Kohr, min. 82); Weiser, Meyer, Arnold, Gnabry (Amiri, 81’); y Philipp

España: Kepa; Bellerín, Jorge Meré, Vallejo, Jonny (min. 51); Saúl Ñíguez, Marcos Llorente (Borja Mayoral, min. 82), Dani Ceballos; Deulofeu, Sandro (Iñaki Williams, min. 71) y Marco Asensio

Goles: 1-0, Weiser (min. 40)

Árbitro: Benoît Bastien (Francia). Mostró tarjeta amarilla a Saúl (min. 42), Arnold (min. 47), Haberer (min. 50), Stark (min. 52), Marcos Llorente (min. 54), Meyer (min. 78), Vallejo (min. 89)

Encuentro correspondiente a la Final del Europeo Sub-21, con una asitencia de 14.059 espectadores en el Cracovia Stadium

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario