Opinión

El plumero de la Oltra

Manuel Huerta

Lo fácil al escribir este artículo sería decir con simpleza que Mónica Oltra es tan pésima política que hasta utiliza una tragedia medioambiental para continuar (no hacen otra cosa) la campaña electoral y atacar al Partido Popular, el más votado en esta Comunidad desde hace 26 años.

Dice la señora cuyo único y dudoso mérito reconocible hasta ahora es llevar camisetas insultonas en Les Corts, que el bombero que ha hecho viral la verdad del barquero, no tiene conocimiento ni solidaridad para con sus compañeros, porque mientras estos «se jugaban la vida» contra el fuego, él se dedicaba a dejarla a ella como una vulgar oportunista. «Claro, un exconcejal del PP, con eso está todo dicho».

Usted, señora, como otros sujetos de la enfermiza política de este país, no pierde ocasión de insultar a los votantes del partido que gana siempre las elecciones. Debería usted de una vez, -ya se que le resulta difícil- hacer un «ímprobo» esfuerzo junto a su «chico de los recaos» en el Ayuntamiento de Valencia, y gobernar para todos los ciudadanos, porque todos los ciudadanos pagamos su injusto salario y sus no explicados todavía viajes europeos.

Al margen de que en todos los siniestros, de bomberos o policiales y Guardia Civil, siempre hay un agente responsable de video y fotografía, el autor del contenido del video que millones de españoles llevamos reclamando 50 años, también esta allí, tenga la función que tenga, donde está el peligro y sin duda, cumpliendo con su labor y de paso, filmando unos escasos segundos mientras se desplaza hacia el fuego.

Es como si la señora ésta, criticara las informaciones que estamos dando sobre el incendio: «fíjate, encima que por nuestra incompetencia descomunal se nos quema un Parque Natural, van y lo publican…».

Mire una cosita, señora gestual: ahí al lado, a poco más de 150 kilómetros de Valencia, tiene usted la sierra de Gúdar, con un montón de municipios del antiguo Reino de Aragón en el que desde hace 100 años por lo menos, uno de los oficios más valorados es el de forestal. Sí, forestal, así, a secas. Y como a buen seguro usted no sabe lo que es eso, se lo explico.

Un forestal en Aragón es un trabajador municipal que, con jornadas laborales de 8 horas, tiene asignada la labor de limpiar el monte. Limpiar matorral, cortar ramas muertas o secas, amontanarlas y recogerlas en grupos perfectamente ordenados, para hacer biomasa, o para que su consistorio las venda como leña de cara al invierno o para que el propio trabajador se pueda ganar un sobresueldo, porque en el bajo Aragón ya sabrá usted que el invierno es bastante duro, para personas y para animales.

Bueno pues un forestal en Aragón tiene un sueldo que supera los 1.500 euros brutos al mes. Oiga, y con el IBI y otros impuestos que se pagan en esa zona, con precios para estudiar, comer y divertirse mucho más razonables que aquí,  se puede vivir bastante bien en familia de hasta cuatro miembros.

Por éso, lo que dice y filma Manuel Mallol es más verdad que un torero delante de un toro. Resulta que su política, como la de otros líderes de la izquierda extrema de su misma ideología, es la de gastar y gastar en la subvención para todos y que pague el Gobierno que «tanto nos maltrata»; que se que lo dice por el FLA que tan generosamente reciben ustedes cada año y cada año más, sí. Por eso y para resolver en parte ese montonazo de parados que todavía estamos en el Servef, si en lugar de intentar adoctrinarnos ahora con charlas a los mayores de 50 años para hacernos creer que no nos sabemos presentar en las entrevistas, ni hablar ni explicarnos y que hacemos mal nuestro currículo y ocuparnos-engañarnos estúpidamente durante este tiempo de cháchara electoralista, nos ofrecieran un puesto de funcionarios como forestales, conseguirían por fin, no un gesto para bobos como hasta ahora y si tener, por una parte mucho más limpio nuestros montes y por otra, disminuir sustancialmente las cifras de desempleo en la Comunidad Valenciana.

Si tuviera su gobierno tripartito bemoles (algo que pongo muy en duda cuando veo los bancos multicolores de Ribó) para reconocer la verdad del video y las declaraciones de Mallol, evitaría usted más de una tragedia como la de la Calderona, impregnaría de dignidad al menos su continuado y cansino discurso electoralista y hasta igual dejaba usted de insultar a los votantes del partido más votado en esta Comunidad desde el 91 cada vez que tiene una «alcachofa» o una cámara de Cuatro y La Sexta delante, que no deja de vérsele el plumero y eso, de verdad, no queda fino en una señora, aunque sea de izquierda extrema.

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Gastan mucho dinero en asuntos improductivos para los ciudadanos (ya lo hacían los gobiernos anteriores), a lo cual hay que sumar la nueva televisión. Luego, si se quema un monte por falta de precaución no les queda más que buscar una excusa y en el caso de algunos (que ya se ve que no tienen vergüenza) da la casualidad de que siempre culpan al PP. Con ello demuestran la idea que tienen de sus propios votantes.