Valencia

La guía de Montón que llama a los niños ‘criaturas’

La consellera Carmen Montón durante la presentación de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva valenciana/GVA

“Quedan relegadas las formas que usan el masculino de forma genérica y se apuesta por fórmulas inclusivas”

M.H. Sanidad adelanta de los catorce a los doce años la educación sexual. La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha presentado la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de la Comunitat Valenciana para el periodo 2017-2021, el primer documento de este tipo que se elabora en la Comunitat Valenciana y en cualquier otra comunidad autónoma.

Se trata de una herramienta que “persigue la mejora de la salud sexual y reproductiva de la ciudadanía que aborda la salud sexual y reproductiva desde un punto de vista integrador y equitativo”.

“Esta Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva es un nuevo marco de garantía de derechos y viene a paliar la ausencia de pautas comunes”, ha destacado la consellera, en la presentación del documento. La nueva estrategia incorpora la perspectiva de género, toma en consideración la diversidad funcional y promueve la equidad en el acceso a los servicios sanitarios y se alinea con los objetivos del IV Plan de Salud de la Comunitat Valenciana, desde la base de la evidencia científica.

La estrategia contempla incorporar la educación sexual integral desde las etapas tempranas de la escolarización. “Vamos a adelantar la educación sexual desde los 12 años, en la actualidad, hasta los 14 para el próximo curso. Ya estamos colaborando con la Conselleria de Educación en el diseño de los contenidos curriculares del próximo curso. Además se va a extender el Programa de Intervención en Educación Sexual (PIES) a todos los centros educativos de la Comunitat”, ha explicado Montón.

También se va a profundizar en la formación a los profesionales sanitarios que permita seguir trabajando en la prevención de todas las manifestaciones de violencia sexual (abuso sexual, sexo forzado, mutilación genital femenina, etc.)

La nueva estrategia se propone reducir las tasas de embarazos no deseados y de Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE), y normalizar la prestación de la IVE dentro de la red asistencial pública con la incorporación de la IVE farmacológica y quirúrgica en los centros públicos.

Algunas medidas en este ámbito ya están puestas en marcha, como la mejora en el acceso a la anticoncepción de urgencia en los Centros de Salud Sexual y Reproductiva junto con el consejo asociado a su administración, una de las primeras medidas que puso en marcha este Gobierno.

También propone el derecho al acceso a las técnicas de reproducción humana asistida a las mujeres sin discriminación por estado civil, orientación sexual e identidad de género, o la implementación del protocolo de actuación sanitaria ante la mutilación genital femenina en la Comunitat Valenciana.

Otras actuaciones consisten en la financiación de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración, como DIU’s o implantes en el sistema sanitario público, así como la atención a la anticoncepción de primer nivel desde los centros de salud de atención primaria, en coordinación con los centros de salud sexual y reproductiva.

Se va a fomentar una educación sexual entre iguales dirigida a los adolescentes y la promoción del uso del preservativo como prevención primaria del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, y como prevención de embarazos no planificados.

Guia para “visibilizar a las mujeres”

Montón aconseja, según publica este miércoles el diario Levante EMV, que la palabra “niños” sea sustituida por “infancia, criaturas o menores” o se utilice la palabra “descendencia” para hablar de los “hijos”; o “alta voluntaria del paciente” por “alta voluntaria a petición propia” y “profesionales de la sanidad o de la salud” en lugar de “profesionales sanitarios”.

La consellera de Sanidad se ha propuesto eliminar de las consultas médicas lo que considera un lenguaje sexista, para lo que ha elaborado una guía de seis páginas con algunas “indicaciones útiles” que ha hecho llegar a sus trabajadores para que las tengan en cuenta a la hora de hablar con los pacientes o redactar comunicados y correos electrónicos.

En la denominada “Guía breve para un uso no sexista del lenguaje” a la que hace referencia Levante-EMV, Sanidad recoge una serie de palabras y expresiones a evitar por sus connotaciones sexistas y su equivalencia en un lenguaje más inclusivo. De esta forma, para referirse a los cargos, Sanidad tacha de “error gramatical” anteponer el artículo femenino, seguido del sustantivo masculino, por ejemplo “la médico”.

La consellería de Montón aconseja referirse a “la jefa de servicio” o a “la farmacéutica”, por ejemplo. También propone que se evite el masculino genérico para incluir a mujeres y hombres y aconseja referirse a las “personas mayores”, en lugar de “los ancianos” o “las personas enfermas” para sustituir a “los enfermos”.

En cuanto a las comunicaciones, la guía “aconseja” para un correo electrónico,  personalizar siempre que sea posible y cuando se utilice la barra, intentar alternar: “Estimadas compañeras/os; Estimados amigos/as”.

Curiosamente, desde la consellería se destaca que esta es la primera guía que se edita específica para el personal sanitario. No obstante, el objetivo es el de promover algunos cambios en el uso del lenguaje “para nombrar a las mujeres que son atendidas en los servicios sanitarios o en el entorno laboral para que se hagan visibles y contribuya a definirlas como personas con identidad propia y no supeditadas al genérico masculino”. De esta manera se evita, añade Sanidad, “adjudicarles estereotipos de género sexistas que tanto daño hacen a la igualdad entre mujeres y hombres”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter