Actualidad

‘Y morirme contigo se te matas, y matarme contigo si te mueres’

Joaquin Sabina y su gira "Lo niego todo"

Joaquín Sabina dedicó su canción “Contigo” a Ignacio Echevarría, muerto en el ataque de Londres

S.M.- Ignacio Echeverría ha sido enterrado este domingo en Las Rozas rodeado de sus familiares y amigos. El joven, que ha recibido a título póstumo la Gran Cruz del Mérito Civil, falleció el 3 de junio tras recibir una puñalada en la espalda durante el ataque yihadista de Londres que se cobró otras siete vidas.

Tal y como relataron los amigos del joven, de 39 años, Echeverría se enfrentó sin dudarlo a tres terroristas armado, únicamente, con su monopatín. “Ignacio estaba pegando con el monopatín a los tres terroristas a la vez. Y ellos protegiéndose como podían”, afirmó el entorno del joven.

Joaquín Sabina, que inició esta semana su gira “Lo Niego Todo” en Úbeda, Jaén, no dudó en rendir un sentido homenaje al joven. Lo hizo a través de una de sus canciones más sentidas, “Contigo”, tal y como ha confirmado en Twitter el artista Pancho Varona.

–Pancho Varona‏
@Panchovarona

Joaquin Sabina ayer dedicó a Ignacio Echeverría “Contigo”.
“Y morirme contigo se te matas, y matarme contigo si te mueres”
#SabinaEnGira–

Ignacio nació en Ferrol hace 39 años y vivió en As Pontes (La Coruña) hasta que comenzó sus estudios universitarios. Durante un tiempo también residió en París, donde hizo un máster en la Sorbona, relataron familiares a este diario.

Antes de trasladarse a Londres en 2016 vivía en la localidad madrileña de Las Rozas. Ignacio Echeverría tiene cuatro hermanos, que residen en distintos puntos del mundo, como París, Santo Domingo o Madrid. También varios sobrinos. En verano se reúnen en Comillas (Cantabria).

Según relata el sacerdote de la Iglesia de San Miguel de Las Rozas —a la que Ignacio solía acudir los domingos—, Daniel Sevillano, se marchó a Londres porque no tenía trabajo y “estaba contento e ilusionado”.

Tras practicar “skate” con unos amigos, pasó por el Puente de Londres y el mercado de Borough, y vio cómo un yihadista apuñalaba a una mujer y luego a un policía. Él no se lo pensó dos veces, tiró su bicicleta y se enzarzó con el terrorista con su única arma: un monopatín.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter