AECC Valencia lanza una campaña de concienciación con pruebas e información contra el tabaco

Puede provocar cáncer de pulmón, laringe, faringe, cavidad oral, esófago, riñón, páncreas, vejiga…

MH.- La Asociación Española contra el Cáncer de Valencia, AECC Valencia, ha celebrado hoy una campaña de concienciación dirigida a fumadores valencianos con el objetivo de advertirles mediante pruebas e información de los peligros del tabaco sobre su salud en la celebración del Día Mundial contra este tóxico hábito.

Así, psicólogos y facultativos de la Asociación han realizado a los ciudadanos que lo han deseado mediciones de la capacidad pulmonar mediante un espiromonitor y el porcentaje de monóxido de carbono en aire aspirado mediante un coximetro para ver la pérdida en la capacidad de oxigenación que sufre el organismo. Ambas pruebas permiten trasladar visualmente el grado de impregnación tabáquica que padece la persona.

AECC Valencia cuenta, además, con un Protocolo de Tratamiento para dejar de fumar totalmente gratuito con terapias psicológicas grupales que han demostrado científicamente su eficacia. Cerca del 45% de los participantes mantiene la abstinencia a los seis meses de haber iniciado el programa.

Tipos de cáncer provocados por el tabaco

Pulmón: el cáncer de pulmón es la causa más común de muerte por cáncer en el mundo. Cada año, 1,2 millones de personas lo desarrollan. En las poblaciones en las que se ha fumado tabaco de forma generalizada durante un largo periodo de tiempo (por ejemplo los hombres en los países desarrollados), el tabaquismo es la causa del 90% de los casos de cáncer de pulmón. El riesgo de desarrollar este tipo de cáncer aumenta en proporción a cuánto se fuma y durante cuánto tiempo. Los efectos son parecidos en hombres y mujeres.

Dejar de fumar, sea cual sea la edad, evita que aumente el riesgo de cáncer de pulmón. Cuánto más joven se es al dejar de fumar, mayores son los beneficios.

Vías urinarias: el tabaquismo activo es la causa principal de muchos casos de cáncer de las vías urinarias (vejiga, uretra y riñones). El riesgo depende de cuántos cigarrillos se fuman y durante cuánto tiempo. Al igual que para el cáncer de pulmón, dejar de fumar, sea cual sea la edad, evita que aumente el riesgo.

Cavidad oral (boca): fumar tabaco causa cáncer de la cavidad oral en hombres y mujeres. El riesgo aumenta cuando se consume tabaco sin humo o cuando se fuma y bebe alcohol. Hay una relación muy fuerte entre el riesgo de cáncer y cuántos cigarrillos se fuman y durante cuánto tiempo. El riesgo tiende a disminuir una vez que se deja de fumar.

Cavidad nasal (nariz) y senos paranasales: los casos de cáncer sinonasal han aumentado entre los fumadores de cigarrillos y varios estudios han demostrado que la frecuencia aumenta a medida que se fuma más.

Faringe (nasofaringe, orofaringe y laringofaringe): el riesgo de cáncer de faringe aumenta según cuánto se fuma y durante cuánto tiempo. El riesgo disminuye una vez que se deja de fumar.

Esófago: fumar tabaco aumenta el riesgo de cáncer de esófago que depende la dosis. Dejar de fumar no resulta en un declive rápido del riesgo. El riesgo aumenta cuando se consume tabaco de fumar junto con otros tipos de tabaco y alcohol.

Laringe: tiene una relación de causa-efecto entre el consumo de cigarrillos y el cáncer de laringe. El riesgo aumenta con la dosis. Si el fumador además consume alcohol y empezó a fumar joven, el riesgo aumenta.

Páncreas: fumar cigarrillos causa cáncer de páncreas proporcionalmente a lo que se consume.

Estómago: Muchos estudios han aportado pruebas del papel del tabaquismo en la aparición de tumores de estómago, tomando en cuenta otros factores de confusión. El riesgo es proporcional a cuántos cigarrillos se fuman y durante cuánto tiempo.

Hígado: varios estudios recientes demuestran que el tabaquismo hace aumentar de forma moderada el riesgo de cáncer de hígado, lo que depende de cuánto se fuma y durante cuánto tiempo.

Cérvix (cuello uterino): varios estudios han demostrado que el tabaquismo causa un tipo de cáncer de cuello uterino, pero las pruebas no son concluyentes para decir lo mismo de otros tipos de carcinomas cervicales.

Médula ósea (leucemia): existe una relación de causa-efecto entre el tabaquismo y la leucemia mieloide de los adultos. No se han encontrando pruebas concluyentes para relacionar el tabaquismo con la leucemia linfoide o los linfomas.

Be the first to comment on "AECC Valencia lanza una campaña de concienciación con pruebas e información contra el tabaco"

Leave a comment

Your email address will not be published.