Alrededor de 20.000 vecinos vivirán ahora en calles con nombre de anarquistas y comunistas

Hasta 16 nombres de relevancia política e ideología socialista, comunista y anarquista

MH.- Con la «intención» de dar cumplimiento a la Ley de la Memoria Histórica eliminando rótulos de nombres vinculados al régimen franquista, personas de relevancia política de ideología comunista y anarquista accederan al rótulo de las calles de los domicilios de al menos 21.000 vecinos de Valencia.

Así, el nombre del docente «Higinio Noja», que redactó poco después del levantamiento de julio de 1936, el diario UGT-CNT, órgano del Comité Unificado Antifascista. Durante los años de guerra formó parte del Consejo de Economía de Valencia, institución para la que redactó informes sobre las colectivizaciones y el programa económico revolucionario.

También habrán personas que vivirán a partir de ahora en la calle «Federica Montseny», una política y sindicalista anarquista, ministra durante la II República, siendo la primera mujer en ocupar un cargo ministerial en España.

O en «Elena Just»,  presidenta de honor del Partido Unión Republicana Autonomista. O «Enriqueta Agut», secretaria de la Agrupación Femenina de Izquierda Republicana y de la Agrupación de Mujeres Antifascistas. También el arquitecto «Justo Ramírez» aparece como fundador del Moviment Comunista del Pais Valencià. O «Pilar Soler», con un papel importante en la Revista de las Mujeres Antifascistas.

Según la concejal Glòria Tello, los cambios responden al estudio realizado por el Aula de Historia y Memoria Democrática de la Universitat de València, coordinado por el profesor Antonio Morant. Los investigadores han trabajado las rotulaciones aprobadas de abril de 1939 hasta la primera Corporación democrática en 1979. Tello destacó que «los cambios se han hecho desde el máximo respeto a la ley, y desde el convencimiento de que la ciudadanía tiene derecho a que las vías públicas sean lugar de encuentro y no de enfrentamiento o agravio»…

Sin embargo, ayer mismo en Facebook, Luis Suárez de Lezo, bisnieto del matrimonio Alcántara-Ríos, explica que sus bisabuelos fueron asesinados por una cuadrilla anarquista en la Guerra Civil. «Nunca fueron franquistas, su único delito fue ser católicos».

Entre los nombres cambiados llama la atención la actual plaza Eduardo Marquina, periodista y dramaturgo fallecido en 1946, autor de la letra de la Marcha Real (himno nacional) por encargo de Alfonso XIII. Esta plaza se dedicará a Joan Fuster, uno de los ensayistas más influyentes (y polémicos) en lengua catalana del siglo XX.

También la supresión del rótulo Barón de Cárcer, pese a que Joaquín Manglano fue alcalde de Valencia de 1939 a 1943 y procurador en las Cortes Españolas. Pasará a llamarse avenida del Oeste. También la eliminación de la calle José María Corbín Ferrer, declarado beato por la Iglesia en 2001. Miembro de la Comunión Tradicionalista, fue fusilado en un barco prisión en Santander, donde fue apresado.

Be the first to comment on "Alrededor de 20.000 vecinos vivirán ahora en calles con nombre de anarquistas y comunistas"

Leave a comment

Your email address will not be published.