2-1. Victoria de oro y brillantes

El At Amistat de José Silva derrota al Valencia en el mejor partido de la temporada en Quatre Carreres

Miguel Ortiz (@Miguelortiz1974)

El fútbol es una caja de sorpresas. El encuentro contra el Valencia no entraba en las quinielas como puntuable y más contemplando la trayectoria tan irregular del Atlétic Amistat en la presente temporada. Sin ir más lejos, en el partido disputado en la primera vuelta, en la ciudad deportiva de Paterna, el conjunto azul se llevó un severo correctivo (9-1). Sin embargo, la escuadra de Quatre Carreres sacó todo su carácter, su orgullo y su raza pero, sobre todo, su intensidad, empezando por el banquillo, en la vigésimo sexta jornada de la Superliga. El técnico, José Silva, siempre ha confiado en sus futbolistas y el 7 de mayo lo tenía marcado en rojo en el calendario. Transmitió, arengó y motivó como nunca y los suyos salieron como auténticos aviones al terreno de juego, dando la campanada contra una de las potencias del campeonato (2-1).

El Atlétic Amistat ahogaba literalmente las líneas de creación de su adversario, Marcos Plaza y Eduardo Vargas eran los mejores escuderos de Pablo Ortiz. El tridente tenía una misión, no dar un respiro a Javier Tena, el motor blanquinegro. Los locales tenían las líneas muy juntas, eran conscientes de la peligrosidad de las contras visitantes. En defensa, José González, Carlos Navarro y Adrián Moya estaban perfectamente posicionados, sin conceder prácticamente oportunidades a los delanteros que, en la primera parte, no inquietaron prácticamente a Adrián González que estuvo inconmensurable todo el partido, mandando en el área.

La afición estaba expectante porque ni Amistat ni Valencia asumían el mando del duelo, era un toma y daca constante, el control era blanquinegro pero sin pegada en los metros finales. Tanto es así que la sorpresa saltó literalmente en Quatre Carreres en el minuto 20. Un córner botado por Pablo Ortiz, lo remató Eduardo Vargas para terminar rebotando en Hugo Poveda acabando el balón en el fondo de la red. La hinchada local se frotaba los ojos, 1-0. El partido continuó por los mismos derroteros y, justo antes del descanso, llegó una acción que supuso un punto de inflexión en el devenir del encuentro. José González salvó sobre la misma línea de gol, de manera milagrosa, un espectacular remate visitante desde el punto de penalti.

De I a D, José Gonzalez, Pablo Ortiz y Carlos Navarro, Atlétic Amistat.

Nada cambió en la reanudación. El cuadro azulón, un ejército de gladiadores, continuaba presionando hasta la extenuación en todas sus líneas, el Valencia se veía totalmente superado en cuanto a intensidad y, sus pocas aproximaciones, eran desbaratadas por un espectacular Adrián González que sacó una mano a contrapié para enmarcar. El equipo que dirige José Silva esperaba su oportunidad, sabía que llegaría y llegó, y tanto que llegó. Fue en el minuto 42, cuando el esférico cayó en las botas de Pablo Ortiz que lo enganchó, sin parar, con una precisión exquisita, desde fuera del área, para ponerlo en la misma escuadra de Álvaro Arturo Silvestre.

El ‘10’ celebró su golazo por todo lo alto con sus compañeros, quedaban ocho minutos y la victoria ya no se podía escapar. Incluso pudo caer el tercero en una llegada de Pablo Vela y los nervios comenzaron a apoderarse de un Valencia al que ya no le quedaba tiempo para remontar. Sólo pudo acortar distancias tras la mala salida de un balón desde atrás y un robo que culminó Marcos Quesada. Era el 2-1.

Los últimos sesenta segundos se vivieron en la grada con muchos nervios, los jugadores del Atlétic Amistat tenían más que merecida esta victoria como recompensa a su esfuerzo y tensión y el pitido final supuso una explosión de júbilo entre los futbolistas, familiares y aficionados locales.

“Fue una gran victoria, quiero felicitar a todos y cada uno de mis futbolistas. Demostraron que pueden competir en todos los partidos. Ahora toca terminar la temporada de la mejor manera posible, estamos realizando un curso más que digno en la Superliga y contra el Valencia fue la demostración. Este triunfo es un premio al enorme trabajo que están realizando los nanos durante toda la temporada”, manifestó el entrenador, José Silva, a la finalización del partido.

Datos del partido:

Atlétic Amistat: Adrián, José, Marcos, Rubén, Alberto, Vela, Ortiz, Moya y Carlos. También jugaron Eduardo, Nacho, Lucas y Peris.

Valencia CF: Raúl, Carlos, Joan, Tena, José Ignacio, Héctor, Jorge y Josep. También jugaron Álvaro Arturo, Hugo, Poveda, Marcos y Aarón.

Goles: 1-0, minuto 20, Hugo Poveda; 2-0, minuto 42, Pablo Ortiz; 2-1, minuto 49, Marcos Quesada.

Se el primero en comentar on "2-1. Victoria de oro y brillantes"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*