300 estudiantes celebran el 1 de abril la Feria de la Salud dedicada esta campaña a la depresión

Con el apoyo del ICOMV por undécimo año consecutivo 

SM.- En el año de la salud mental en España, la XI Feria de la Salud organizada por la Asociación Valenciana de Estudiantes de Medicina (AVEM) con el apoyo del Colegio de Médicos de Valencia (ICOMV) ha centrado su mensaje en la depresión. Con el lema «Hablemos de la depresión» la campaña pretende desestigmatizar esta patología.

Como advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es una de las principales causas mundiales de discapacidad, afectando a personas de todas las edades, condiciones sociales y países.

La presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de la Comunidad Valenciana (SPCV), la Dra. Llanos Conesa Burguet, nos aporta datos para conocer el alcance de esta enfermedad: «la depresión representa el 4’3% de la carga mundial de morbilidad y se encuentra entre las principales causas mundiales de discapacidad (11% del total de años vividos con discapacidad)».

La especialista puntualiza: «la depresión es una enfermedad frecuente, y causa importante de discapacidad. De hecho, la persona que la sufre no puede funcionar. Tiene solución mediante tratamiento, sin éste el enfermo no puede recuperarse».

La experta incide en la importancia de acudir pronto al especialista en el caso de las depresiones: «lamentablemente acude mucha gente a nuestra consulta cuando la enfermedad está muy avanzada. Seguramente por el miedo que existe a pedir ayuda cuando se trata de un problema de salud mental. Continúa existiendo un estigma en este campo».

Asimismo, al tratarse de una enfermedad que no es físicamente reconocible, se encuentra con otro estigma añadido: el resto de personas -incluida la propia familia- tiende a minimizarla. El paciente se siente muy solo e incomprendido.

Generalmente la depresión es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres (tasa de prevalencia entre 11,4% frente a 5,2%), aunque los especialistas en los últimos años consideran que existe un sesgo en este dato: «pues las mujeres acuden más a consulta, porque son más proclives a solicitar ayuda».

En los últimos años se detecta también un aumento de prevalencia de esta enfermedad entre los jóvenes: «seguramente debido a las mayores exigencias del entorno, a la mayor presión y competitividad…».

Cuando una persona sufre depresión deja de ser la persona que era. Entre las manifestaciones que presenta: deja de practicar actividades que le gustaban, deja de salir, tiende a aislarse, a mostrar apatía, a culpabilizarse, a tener baja autoestima, se inhibe su deseo sexual, presenta déficits de atención, déficits en las funciones vitales (comer, dormir…), descuido personal, esta triste melancólico, pesimista y con importante ansiedad y sufrimiento…

Tras un uno o dos episodios de depresión, el riesgo de recaída aumenta en el paciente, de ahí la importancia de realizar, si fuera necesario, tratamientos de seguimiento. «Al Igual que un paciente hipertenso debe tomar medicación y estar pendiente de recomendaciones como evitar la sal, el paciente depresivo debe continuar también con un tratamiento de seguimiento y ciertas recomendaciones».

Entre los elementos de riesgo externos que inciden en la enfermedad y que debemos evitar, la Dra. Conesa explica: «las causas son multifactoriales: la carga genética, determinados caracteres y formas de afrontar el estrés, las sustancias tóxicas, los acontecimientos estresantes y dificultades prolongadas, las crianzas con dificultad, enfermedades físicas graves y crónicas…».

«Por su parte, existen factores protectores: contar con apoyo familiar y social, el respaldo laboral, un buen estado de salud, tener descendencia, estar casado, disponer de un respaldo económico, contar con herramientas de evasión (el deporte, técnicas de relajación…)».

Se el primero en comentar on "300 estudiantes celebran el 1 de abril la Feria de la Salud dedicada esta campaña a la depresión"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*