Actualidad

Llega el nuevo Galaxy S8 de Samsung con la versión Android 7.0

Con características técnicas sobresalientes, la versión más básica costará 809 euros y, el S8+, 909 euros

Galaxy S8 será el nuevo buque insignia de la marca coreana, el que está llamado a ser el teléfono del año. Al menos hasta que Apple muestre sus armas y haga lo propio con el iPhone 8, presumiblemente el próximo mes de septiembre.

Samsung necesitaba poner toda la carne en el asador y lo ha hecho, confeccionando un terminal sobresaliente en casi todos los sentidos. A continuación repasamos las principales características del Galaxy S8

Destaca su concepción de pantalla infinita, en la que los marcos laterales desaparecen y tanto el marco superior como el inferior se reducen a la mínima expresión. Esto permite desplegar una pantalla de 5,8 pulgadas en el modelo básico S8 y otra de 6,2 pulgadas en el S8+, sin que se disparen las dimensiones del terminal. Los botones físicos delanteros desaparecen y se integran en la pantalla.

Versión de Android 7.0

Parece que esta será la tendencia dominante en los móviles punteros, aunque no es una idea original de Samsung. Fue la china Xiaomi quien abrió el camino con su Mi MIX y luego le siguió LG con su G6. Está previsto que el iPhone 8 sea también así.

El Gakaxy S8 cuenta con HDR+ y, como aspecto innovador, el usuario puede configurar la resolución de la pantalla, con tres posibilidades: HD+ 1480×720, FHD+ 2220×1080 (establecida por defecto) y WQHD+ 2960×1440, sin llegar a la resolución 4K. Otra novedad importante es la relación de aspecto, que pasa a ser de 18’5:9, dejando atrás el habitual 16:9.

Además, las dos versiones del Samsung Galaxy S8 se caracterizan por tener los bordes curvos, algo con lo que ya contaban los modelos Edge del S6 y el S7.

El nuevo terminal de Samsung llega con dos procesadores, dependiendo del país en el que se comercialice. El Exynos 8895, el más avanzado de los que fabrica la compañía coreana para sus terminales; o el Snapdragon 835, la última bestia de Qualcomm; un procesador que hasta ahora solo lleva el Sony Xperia XZ Premium, presentado hace un mes en el Mobile World Congress de Barcelona.

Tanto el modelo S8 como el S8+ disponen de una memoria RAM de 4 GB. Sin embargo, en algunos países asiáticos como China esta podría ampliarse a 6 GB. En cuanto al almacenamiento interno, los dos modelos del S8 tienen una capacidad de 64GB, que pueden ampliarse hasta 256 GB por medio de tarjeta microSD.

Asistente virtual

El Galaxy S8 incorpora un asistente virtual llamado Bixby, que se presenta como una versión mejorada de otros ya implantados como Siri de Apple o Assistant de Google. Al igual que ellos, responde mediante comandos de voz y permite controlar tanto determinadas aplicaciones como la configuración del terminal, además de proporcionar la información que se le pida.

Apoyándose en la inteligencia artificial, Samsung asegura que Bixby puede entender una mayor variedad de comandos que sus rivales, incluso cuando la información es incompleta, ya que es capaz de contextualizar, aprender y evolucionar con el uso.

Cuenta con un botón físico junto a los controles de volumen. El asistente se activa simplemente con presionarlo.

Optimización de la batería

En cuanto a la capacidad de la batería, apenas hay novedades con respecto a su predecesor, el S7. El modelo básico dispone de una de 3.000 mAh, mientras que la del S8+ llega a los 3.500 mAh. Las pantallas aumentan en tamaño y resolución, pero no crece la batería, con el fin de evitar los problemas del Note 7.

El fabricante confía en el rendimiento y eficiencia de los procesadores Exynos 8895 y Snapdragon 835, que sin duda optimizarán la autonomía de los terminales. Además, el S8 dispone de puerto USB tipo C con sistema de carga rápida, también inalámbrica.

Sensor de huellas, reconocimiento facial y escáner de iris: El S8 dispone de tres sistemas de autentificación: sensor de huellas, reconocimiento facial y escáner de iris, que pueden complementarse entre ellos.

Al desaparecer de la parte delantera el botón físico de Home, también desaparece el sensor de huellas, que no se integra en la pantalla y pasa a situarse en el reverso del móvil, junto a la cámara principal.

Samsung rescata el sensor de iris, que ya incorporaba el incendiario Galaxy Note 7. Este sistema de reconocimiento biométrico utiliza la cámara delantera para centrarse en los ojos del usuario, y sirve tanto para desbloquear el dispositivo como para reforzar la seguridad de determinados contenidos y transacciones. Lo mismo que el dispositivo de reconocimiento facial.

Cámara de fotos

La cámara principal del dispositivo tiene una resolución de 12 megapíxeles, mientras que la delantera es de 8 megapíxeles. Ambas son capaces de alcanzar una apertura focal de f1,7 que les permite obtener mejores fotografías en condiciones de poca luz.

Precio

Aunque se llegó a especular con que el precio en España del Galaxy S8 podría rebasar la barrera estratosférica de los 1.000 euros, finalmente el producto estrella de Samsung se podrá adquirir por una suma menor, pero igualmente prohibitiva para muchos: la versión más básica costará 809 euros y, el S8+, 909 euros. Está previsto que pueda adquirirse a partir del 28 de abril.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario