Parchis
Valencia

El Eurogrupo busca sustituto para Jeroen Dijsselbloem

Las críticas a sus declaraciones llegan al área económica de la Comisión Europea

 

Lejos de amainar, las críticas contra el presidente del Eurogrupo por sus declaraciones sobre los países del sur de Europa arrecian y muy probablemente le acabarán forzando a dimitir. En los pasillos de las instituciones europeas los dirigentes políticos, tanto del grupo popular como del socialista al que este pertenece, dan por hecho que hay que empezar a buscar un sustituto para Jeroen Dijsselbloem.

El síntoma más revelador de que el holandés ha cavado su propia tumba al decir que los países del sur se habían gastado las ayudas de la solidaridad de los del norte en «copas y mujeres» se produjo ayer cuando el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, se unió a los que han censurado públicamente esas declaraciones.

“Todos los países merecen ser tratados con respeto”, dijo. El diario que publicó las declaraciones, el Frankfurter Allegemeine, intentó echar un capote al todavía ministro de Economía holandés, pero todo parece indicar que es demasiado tarde. Dos gobiernos de países de la zona euro, Portugal e Italia, ambos además socialistas, han pedido formalmente su dimisión.

En medios políticos europeos se pueden escuchar tanto las versiones que consideran que la caída en desgracia de Dijsselbloem ha sido favorecida por sus propios correligionarios, que le culpan de haber sido una de las causas del descalabro electoral del Partido Laborista en las elecciones legislativas holandesas, como las que se lo atribuyen a su propia arrogancia al negarse a pedir disculpas en su comparecencia el martes ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario