Parchis
Valencia

Los embalses y cauces de la CHS son controlados vía satélite para evitar riadas e inundaciones

A través de Eurona, operador de telecomunicaciones que ofrece conectividad en zonas de brecha digital o con deficiencias en el servicio de acceso a Internet y telefonía, especialmente en zonas rurales y municipios de menos de 100.000 habitantes

SM.- La tecnología también está al servicio de la naturaleza para gestionar de manera efectiva sus cambios y su desarrollo y evitar que estos tengan un impacto negativo en la sociedad. Y hasta ahí ha llegado Eurona, a través de su filial recientemente incorporada Quantis que se ha hecho con la adjudicación para la monitorización de los embalses, y cauces de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) vía satélite. De este modo, la compañía da un paso más como operador 360º al entrar en el sector de la gestión de los recursos hídricos de este organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En concreto, Eurona, a través de su tecnología satélite, realiza la monitorización de las presas y cauces y transmite información puntual de forma continua sobre el estado de los embalses, proporcionando información importante para la toma de decisiones, como cierres o aperturas de aliviaderos de las presas para evitar que se produzcan desbordamientos de los ríos e inundaciones en situaciones de crecida, minimizando así posibles daños catastróficos. Igualmente, el sistema permite evaluar un seguimiento de los caudales en épocas de sequía o cualquier otra situación adversa.

Asimismo, transmite información acerca de la calidad del agua a tiempo real. Es decir, detecta cuándo se han superado los umbrales de contaminación preestablecidos, de modo que la CHS puede actuar rápidamente para evitar que se contamine el abastecimiento para las personas y la flora y la fauna, así como para el medio fluvial.

Eurona recoge toda esta información vía satélite desde los puntos de control integrados en la red de estaciones de la Confederación y los envía al centro de control en la sede de la CHS, en Murcia, donde se realiza su tratamiento y explotación. Igualmente, el operador tecnológico se ocupa del servicio técnico y de mantenimiento y del servicio de atención al cliente para hacer más efectiva la gestión del agua.

Para realizar esta monitorización a tiempo real, Eurona se vale de los satélites de Hispasat H30W4 y H30W5 para establecer las comunicaciones con los puntos de control de la red, ya que ambos cubren toda la Península Ibérica, por lo tanto todos los puntos de control de la Confederación serán cubiertos con la misma calidad y precisión. La información se recibe en la estación terrestre de Quantis Arganda, la cual tiene orientación a dichos satélites para recoger la información y posteriormente enviarla al centro de control.

Esta tipo de gestión hídrica se ha convertido en fundamental en los últimos años a raíz de los cambios meteorológicos que está produciendo el calentamiento global, con lluvias torrenciales en muchas zonas de España que ponen en peligro los caudales de los ríos provocando desbordamientos y riadas en algunos puntos de la Península.

La revolución del satélite

El satélite se ha convertido en una de las áreas de negocio estratégicas de Eurona, que es ya un operador de referencia a través de Quantis, con más de 30.000 clientes en Europa y África. Esta tecnología está en plena revolución, como muestra este proyecto de gestión hídrica o, también relacionado con el agua, la entrada del grupo en el sector marítimo. Recientemente la compañía anunció su llegada a este sector para dar conectividad a los ferris de pasajeros de Balèria y Naviera Armas, buques mercantes, yates, pesqueros e incluso embarcaciones que realizan labores de salvamento marítimo en aguas del Mediterráneo.

Por este potencial Eurona prevé que la facturación de este área de negocio, que ahora supone el 17% del total, se duplique en cinco años, hasta alcanzar los 62,6 millones de euros, según contempla el Plan de Negocio Horizonte 2022 del operador tecnológico. En virtud de este nuevo plan, el grupo prevé multiplicar por diez sus ingresos, hasta alcanzar los 239 millones de euros, y por siete el Ebitda, hasta los 34 millones.

Según el responsable de la división de Satélite de Eurona y CEO de Quantis, Aquilino Antuña, “el satélite se ha convertido en una infraestructura tecnológica determinante en la gestión de los recursos hídricos por varios motivos. Además de permitir el control de los cauces y caudales, que se han visto alterados por el cambio climático, es imprescindible para detectar la contaminación de las aguas, una tarea en la que está poniendo especial énfasis la Unión Europea dentro de su política de calidad de las aguas”.

Eurona es un operador de telecomunicaciones que fiel a los principios de accesibilidad universal y cohesión social y territorial lleva Internet a donde no llega nadie. Con más de diez años de experiencia, la compañía ofrece conectividad en zonas de brecha digital o con deficiencias en el servicio de acceso a Internet y telefonía, especialmente en zonas rurales y municipios de menos de 100.000 habitantes.

Actualmente cuenta con presencia en 13 países, donde presta servicio wifi indoor y outdoor a 30.000 clientes, entre los que se encuentran muchas de las principales cadenas hoteleras, y los 46 aeropuertos y dos helipuertos españoles y el Aeropuerto de Panamá. En los cuatro últimos años aumentó su facturación un 800%, hasta los 25,8 millones de euros registrados en el ejercicio 2015.

Más información´en www.eurona.net

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario