Actualidad

Ataque en Londres: siete detenidos en varias redadas en Inglaterra

Se producen registros en Birmingham y otras capitales inglesas. Según la BBC, el asaltante pudo alquilar en esa ciudad el coche con el que arrolló a decenas de personas

La Policía británica ha detenido por el momento a siete personas y ha registrado seis lugares en distintas localidades en el marco de la operación para esclarecer el atentado en Londres de este miércoles. La Policía ha revisado a la baja el número de víctimas del atentado, que son cuatro, incluyendo al atacante y a un agente, y no cinco, como se había informado.

En el atentado se produjeron 40 heridos, de los que 29 están aún hospitalizados y siete están en condición crítica.

En una comparecencia ante los medios frente a la sede de Scotland Yard, el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley, ha señalado que no se han detectado evidencias que apunten a «nuevas amenazas terroristas».

«Creemos que el atacante actuó solo e inspirado por el terrorismo internacional. En este momento no tenemos información específica sobre nuevas amenazas públicas», ha declarado Rowley.

Según Rowley, entre los fallecidos hay varias nacionalidades, aunque no ha dado detalles. Además del agente de Policía Keith Palmer y del agresor, al que aún no se ha identificado, las víctimas son una mujer de unos 40 años y un hombre de 50.

Registro en Birmingham

Los registros se han producido en Londres, Birmingham y otras localidades. Medios locales han informado de que en el registro de Birmingham, localidad situada 200 kilómetros al noroeste de Londres, han sido detenidas tres personas. Un vecino de la zona, entrevistado por Press Association, asegura que el asaltante vivía en el edificio registrado.

El programa de la BBC Newsnight ha asegurado que el vehículo usado en el ataque, un todoterreno Hyundai gris, fue alquilado en Birmingham, aunque este extremo no se ha confirmado.

Alerta absoluta

El país se encuentra en nivel «severo» de alerta, el segundo en la escala de seguridad, y se ha reforzado la vigilancia de infraestructuras y transportes. La Policía ha informado al público de que hay más agentes armados en las calles, algo poco habitual.

En Londres continúan cerradas al tráfico las calles en torno al Parlamento, donde los investigadores continúan buscando purebas. También está cerrada la entrada a la estación de metro de Westminster, porque tiene acceso en el lugar del atentado.

Se trata de una zona muy turística en el mismo corazón de la ciudad, cerca del Palacio de Buckingham y Downing Street, residencia de la primera ministra.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario