Valencia

El artista deja colgados a los falleros de la plaza Puerta del Sol de La Cañada

La propia comisión tuvo que desplazarse al taller, cargar los ninots, pintarlos y montar el monumento durante toda la madrugada

«Nos ha dejado colgados a nosotros, a una falla de Mislata y a otra de Alaquás, sin darnos ningún tipo de explicaciones». La comisión en pleno de la falla Plaza Puerta del Sol de La Cañada está indignada con Antonio Rubiño, propietario del taller fallero de Alaquás que debería haber tenido la falla montada durante la pasada madrugada

Falla Plaza Puerta del Sol, La Cañada/Img.informaValencia.com

«Le llamamos por teléfono y nos dijo que no nos preocuparamos, que le daba tiempo. Pero sabíamos que igual que la nuestra, habían otras dos fallas sin terminar», cuenta Pablo Agudo, uno de los falleros. A las 10 de la noche, en medio de la desconfianza y mucho nerviosismo, un grupo de miembros de la comisión decidieron trasladarse al taller de Rubiño para comprobar de primera mano cómo estaba su falla.

A pesar del esfuerzo, los falleros (Pablo Agudo y J.Escrich) se mostraban satisfechos por el trabajo realizado

«Una vez allí, el artista, que se encontraba en Valencia plantando otra falla,  insistía en que le daba tiempo a terminar y montar las tres fallas», cuenta el presidente, Alejandro Galarzo.  «Como no entraba en razón, fuimos buscando y recogiendo nuestros ninots y nos los trajimos. A las 4 de la madrugada hemos tenido que llamar a una grúa por nuestra cuenta para poder montar el remate. Mientras, pintábamos los ninots que estaban sin pintar ni masillar», relata Galarzo.

Pablo Herrero, uno de los falleros, ha caído rendido a punto de amanecer/informaValencia.com

Tampoco la infantil

Pero es que, además de «Medievalia», la falla grande, tampoco tenía terminada «Nani», la falla infantil. «Hemos estado toda la noche trabajando, la gente ha dado el callo y ahí tienes las dos fallas», destaca Pedro Ibáñez, otro fallero. Ibáñez no sabe todavía si van a denunciar el contrato con Rubiño: «Ya veremos. Le faltaba por cobrar 2.000 euros de los 9.000 que teníamos presupuestados para los dos monumentos».

«Nani», la falla infantil, les ha quedado hecha un bomboncito. /InformaValencia.com

Lo cierto es que, a falta de pequeños e inapreciables detalles, el trabajo de los falleros ha dado sus frutos y tanto la grande como la infantil lucen a pleno sol en el centro neurálgico de la La Cañada. Un esfuerzo que jurado y visitantes deberán valorar en su justa medida.

print

2 Comments

Haga clic aquí para publicar un comentario