Parchis
Valencia

El tripartito deroga la Ley de Protección a la Maternidad del PP

“Porque está llena de trampas, mentiras e ideología y refleja una mentalidad patriarcal y retrógrada que considera a las mujeres menores de edad”

El pleno de Les Corts Valencianes ha aprobado este jueves, con los votos a favor del PSPV, Compromís y Podemos, la norma por la que se deroga la ley autonómica de Protección a la maternidad del año 2009, en la que el PP ha votado en contra, mientras que Ciudadanos se ha abstenido.

Esta legislación señala que es “absolutamente innecesario” mantener una norma que constituye “una discriminación y una tutorización” de las mujeres, “algo impropio” de un Gobierno democrático y “respetuoso” con las libertades individuales y colectivas.

Además, expone que la norma de 2009 “ha sido vaciada” de contenido y de presupuesto desde hace varios ejercicios, con lo que no tiene “posibilidad de aplicación”, y que hay otros textos y programas referidos a mujeres embarazadas que, al contrario que esa ley, “no interfieren la libre decisión de las mujeres”.

El PSPV, Compromís y Podemos han sostenido que la ley impulsada por Juan Cotino en 2009 “no protegía nada”, sino que se hizo en contra de la ley estatal del aborto, solo sirvió para dar 1,1 millones de euros a redes paralelas que ofrecían apoyo a las mujeres para evitar el aborto, y es más propia del siglo XIX.

El PP ha aseverado que esta ley se deroga “por ignorancia, sectarismo político y odio a todo lo que viene del PP”, mientras que Ciudadanos ha reprochado al resto de partidos que usen esta cuestión como “arma arrojadiza” y ha considerado que sería más positivo cambiar lo que no les gusta de esta ley que derogarla.

La diputada del PP Asunción Francés ha indicado que la ley se diseñó exclusivamente para ayudar a las personas y “se limita a regular medidas para las mujeres que libremente” quieran seguir su embarazo, como ayudas o poner a su disposición una red de asistencia personalizada.

Ha reivindicado que esta ley tiene “alma, cabeza y corazón”, y derogarla es votar no a que la Generalitat dé ayudas para proteger a las gestantes en especial situación de riesgo o a que las menores gestantes tengan flexibilización temporal del periodo de escolarización, lo que se hace por “sectarismo político”.

La diputada de Ciudadanos Mari Carmen Sánchez se ha mostrado de acuerdo con “el fondo” de la ley, velar por dar ayudas a embarazadas en riesgo de exclusión, pero ha afirmado que la Administración no puede “imponer una ideología concreta”, y ha instado a consensuar una nueva ley que realmente ayude a las mujeres que quieran seguir con su embarazo, con independencia de su situación económica.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario