Parchis
Cultura

‘Logan’. Digno punto final

Excelente final para el personaje y una cinta de superhéroes más madura

Manuel Hermoso /CON PALOMITAS Y A LO LOCO

Para dos generaciones de lectores de cómics, Lobezno fue uno de los personajes más carismáticos de toda una época, la de los 80 y 90 en donde los cómics de superhéroes (antes de su llegada en masa al cine en las últimas dos décadas) era uno de los grandes divertimentos antes de la aparición de los videojuegos y las consolas. Su paso por el cine no ha estado sin embargo a la altura (salvo contadas excepciones) del cómic.

Ya fuera solo o en compañía de los X Men, Lobezno no ha sido ni la sombra de carismático y de oscuro que en los cómics, sólo en algunos buenos momentos de su primer título en solitario (” X Men orígenes: Wolverine”) y la primera película de la nueva generación de mutantes “X Men: primera generación” al personaje se le sacado el jugo que merecía y requería un solvente actor de la talla de Hugh Jackman que encajó a la perfección con el icónico personaje.

Con vocación de cerrar la etapa de Jackman como el mutante de las garras, llega esta última aventura del antiguo X men, que presenta a un envejecido Lobezno, ya retirado y oculto y que, con un aire entre western crepuscular y fronterizo y road movie, cuenta como el mutante vive con el antiguo líder de los X men (Patrick Stewart) ahora anciano y perdiendo facultades. La llegada de un grupo de mercenarios, les hará huir en compañía de una misteriosa adolescente con poderes muy parecidas a los del protagonista.

Sin ser una película redonda (le sobra metraje, es quizá demasiado violenta y su climax final ha sido criticado por los fans), si es un excelente final para el personaje y una cinta de superhéroes más madura, mejor dirigida y también apta para los que no sean fans de la cintas típicas de Marvel.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario