Cultura

Cardenal Cañizares: ‘Necesitamos un cambio en la sociedad para que la ofensa no se encubra en la libertad de expresión’

En el Quinario del Cristo de Medinaceli, en la parroquia Santa María del Mar de Valencia

El cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha señalado que “necesitamos un cambio en nuestra sociedad donde no se instrumentalice la libertad de expresión, amparándose en ella para la ofensa, o que la ofensa se encubra bajo la libertad de expresión, para actuar impunemente”.

El Cardenal Cañizares ha indicado que “se trata de una reflexión general, estamos en un momento donde se necesita un cambio y una reflexión acerca de qué sociedad estamos haciendo. En particular, en cuanto a los sentimientos religiosos, parece que todo esté entendido simplemente como burlesco o transgresor”.

El Arzobispo de Valencia ha señalado que “en el caso de Canarias ha habido muchos testimonios de personas no creyentes que han rechazado este hecho lamentable y se han solidarizado con los sentimientos de los miles de españoles que hemos sentido un profundo dolor por este escarnio tan grave, y tan innecesario para la propia fiesta de Canarias”.

“Confieso –ha afirmado- que no se entiende que a estas alturas y en un país como el nuestro sucedan tales cosas impunemente. Se trata de algo objetivamente reprobable, que está indicando qué mundo estamos haciendo. Deberíamos hacernos una reflexión de por qué están sucediendo estas cosas en nuestra sociedad española. ¿Qué nos está pasando?.Se trata de algo objetivamente ofensivo, y que está indicando que estamos necesitados de un cambio”.

El Cardenal Cañizares ha pedido “que como en la misericordia de Dios perdonemos, y pidamos por los que cometieron la ofensa en el Carnaval de Canarias, porque no saben lo que hacen, por los que aplaudieron, por los que premiaron la ofensa o trataron de disculparlo amparándose en la libertad de expresión, en el sentido burlesco y ‘transgresor’ del Carnaval”.

El Arzobispo ha agradecido las muestras de los valencianos que se han sumado al acto de desagravio del Obispo, D. Francisco Cases, “que ha sufrido como padre y pastor, que quiere generosa y hondamente a su pueblo, el pueblo canario hermano y querido, también ofendido por este lamentabilísimo y condenable hecho. Debería hacernos pensar qué nos está pasando?¿No nos sucedió a nosotros algo semejante el pasado año, con total impunidad en Valencia?.

“Han atacado duramente mucho más allá de nuestros sentimientos religiosos, merecedores de todo respeto. Han atacado, herido y ofendido la realidad que es centro de todo, la de Jesucristo Crucificado y su Santísima Madre, la que se nos dio como madre de todos, junto a la Cruz. Esto es lo que más debería dolernos a todos. Por ello, exigimos respeto y rechazamos estos hechos tan reprobables, actúe o no la ley como debe, estén por medio los intereses o las visiones que se quiera”.

El cardenal Arzobispo Cañizares ha hecho un llamamiento “a que tengamos una buena formación para que podamos explicar a la sociedad nuestro testimonio, porque nuestros sentimientos religiosos son merecedores de respeto. Hagamos una llamada a vivir más hondamente nuestra fe, para que seamos testigos de la verdad”.

El Arzobispo de Valencia realizó estas manifestaciones en la fiesta del Cristo de Medinaceli en la parroquia Santa María del Mar de Valencia organizada por la cofradía del Cristo de Medinaceli de la Semana Santa Marinera de Valencia, donde realiza la visita pastoral.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario