Entretenimiento

El Principal estrena ‘L’electe’, la vocación de servicio o el poder en las reacciones de los políticos

Dirigida por Jordi Casanovas, está en escena desde el miércoles 22 hasta el domingo 26 de febrero

El Teatro Principal de Valencia pone en escena desde hoy y hasta el próximo domingo el espectáculo ‘L’electe’, una comedia dramática escrita por Ramón Madaula, quien, además, protagoniza la obra junto a Roger Coma, que aborda los efectos de la política y las terapias psiquiátricas.

La representación gira en torno a un joven político que acaba de ser elegido presidente de la Generalitat. Sin embargo, cada vez que lo ensaya, un terrible tic deforma su cara de manera tan ridícula como hilarante. Su psiquiatra tiene solo unas pocas horas para resolver este aparente trastorno y evitar así que el presidente electo haga un ridículo espantoso en su primera comparecencia.

El montaje, dirigido por Jordi Casanovas, presenta a un joven político que acaba de ser escogido presidente y que en pocas horas tiene que pronunciar su discurso de investidura. Pero, cada vez que lo ensaya, un terrible tic deforma su cara de manera tan ridícula como hilarante. El psiquiatra solo tiene unas pocas horas para resolver este aparente trastorno y evitar que el presidente electo haga un ridículo espantoso en su primera comparecencia.

Con este argumento, ‘L’electe’ se convierte en una batalla entre el presidente y el psiquiatra. ¿Qué esconde cada cual? ¿Cuáles son las verdaderas intenciones de uno y otro? ¿Qué hechos de nuestra vida marcan nuestro futuro y, sobre todo, nuestra vocación?, son algunas de las preguntas que plantea el espectáculo. Asimismo, realiza una reflexión que confronta política contra ciencia, conciencia contra apariencia y, en definitivaa, poder contra poder

Este texto, una producción de Sala Muntaner de Barcelona, fue finalista del V torneo de dramaturgia catalana del Festival Temporada Alta 2015. El autor explica que siempre le ha inquietado saber “cuáles son las motivaciones reales que mueven a alguien a ser presidente de su país, una responsabilidad que la mayoría de ciudadanos rehuiría”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario